A Cuantos Grados Se Cocina El Pan?

A Cuantos Grados Se Cocina El Pan
Temperatura y tiempo de cocción del pan – Para que el pan horneado en casa sea delicioso, exuberante y crujiente, debe crear las condiciones adecuadas en el horno. Cada tipo de pan se hornea en condiciones especiales de temperatura, que pueden variar según la receta, las características de la harina, el peso de los trozos de masa y otros parámetros.

  1. Si no sigues el régimen de temperatura recomendado para hornear pan, su calidad se verá afectada;
  2. La mayoría de los tipos de pan se hornean a una temperatura de 200 a 270 grados;
  3. Si los productos horneados son pequeños (50-100 gramos), se hornean a una temperatura más baja;

Lo más delicioso es el pan, cocinado en hornos, que le permite ajustar la temperatura y la humedad. Tal regulación paso a paso ayuda a implementar con éxito las etapas tecnológicas de hornear pan. Se recomienda el pan casero para hornear de la siguiente manera:

  • Primero, el horno se calienta a la temperatura máxima, generalmente hasta 240-260 grados. A esta temperatura, el pan se hornea durante 10-15 minutos. Al enviar la masa al horno, debe crear vapor en ella. Para hacer esto, es necesario verter rápidamente un vaso de agua caliente en una bandeja para hornear calentada en el nivel inferior. El vapor es importante para evitar que la superficie de la masa se deshidrate, lo que hace que se forme una costra dura en el pan.
  • Una vez transcurrido este tiempo, se libera vapor del horno, la temperatura se reduce a 180-200 grados y el producto se cuece hasta que esté listo.

En cuanto al tiempo de cocción del pan, será individual en cada caso. Primero, todos los hornos se hornean de manera diferente. En segundo lugar, el momento de hacer pan depende del peso del producto. Normalmente se hornea 1 kilo de pan durante unos 50 minutos. En pan que pesa 1, 5 kilogramos toma 60-70 minutos. Si el peso del producto es de 2 kilogramos, el pan se hornea durante 70-80 minutos.

¿Cuál es la temperatura para hacer pan?

Importancia de la temperatura durante el horneado Para que una masa cruda de harina se cueza y llegue a generar gases en su interior, la temperatura ideal y tradicional de cocer el pan debe ser de unos 180-220ºC en hornos domésticos.

¿Cuánto tiempo hay que calentar el pan en el horno?

¿Cómo recalentar el pan? – Nos ofrece muchas elaboraciones, pero también tiene grandes limitaciones. ¿Quién no ha comprado un pan buenísimo y con el paso de las horas se ha vuelto blando?. Calentarlo para que quede perfecto hará que tu cena quede redonda.

En este artículo te enseñaremos técnicas de cocina para conseguir que el pan quede perfecto. Horno. Lo primero que tienes que hacer es calentar el horno a 175º, que es la mejor temperatura para calentar el pan.

Lo segundo será esperar a que esté caliente y luego introducirlo durante 5-10 minutos. Un truco para obtener un mejor resultado es mojar el pan que queremos recalentar: lo humedecemos con agua por los dos lados y lo ponemos al horno como hemos comentado anteriormente.

  1. Si quieres ponerle aderezo le puedes incluir, por ejemplo, sal, mantequilla, orégano o ajo;
  2. Papel de aluminio;
  3. Otra técnica para recalentar el pan es envolverlo en papel de aluminio y meterlo en el horno durante 15 minutos;

Se envuelve en papel de aluminio porque así se evita que el pan se endurezca rápidamente. Olla. Esta técnica consiste en coger una olla, meter el pan, cerrarla y cocinar el pan a fuego lento. Esto hará que el pan se dore por fuera y siga blando por dentro. La cocción será a fuego lento durante 5 minutos.

  • Aquí, el truco de envolver el pan con papel de aluminio también servirá, ya que igualmente evita que se queme y mantiene el calor, de modo que se calienta más rápido;
  • Microondas;
  • Dentro de todas las técnicas que hemos visto, esta es la más rápida;

Para ello, es necesario un vaso lleno de agua y meterlo junto con el pan en el microondas. La humedad del agua hará que el pan se quede crujiente por fuera y esté blando por dentro. Otra opción, es envolver el pan con servilletas o papel de cocina, con esto también se absorbe la humedad.

  1. Tostadores;
  2. Los tostadores  Kenwood tienen una rejilla que permite no solo calentar pan, sino también bollería de forma fácil y rápida;
  3. Además, es una opción muy limpia ya que no ensucias ni el horno , ni microondas, ni ollas;

Siguiendo estos sencillos consejos, la próxima vez que hagas pan recalentado te quedará perfecto  y podrás disfrutar de este complemento tan fundamental para nuestra dieta sin desaprovecharlo. ¡Desde aquí te animamos a descubrir nuevas recetas  y encontrar la forma más sencilla para elaborarlo!.

¿Cuál es la temperatura de un horno de cocina?

¿Cuánta temperatura levanta un horno de cocina? – Hoy en día, los modelos de horno más innovadores que lanzan las marcas de electrodomésticos cuentan con selectores de tiempo y temperatura muy precisos e incluso con ayudas en su panel de control que te indican cuáles son los ajustes ideales para cada receta. En numerosas recetas y libros de cocina no se especifica exactamente la temperatura de horneado, sino que se indica, por ejemplo, horno medio, horno fuerte… No te preocupes, para entender la temperatura horno a la que se refiere solo tendrás que guiarte con esta tabla:

Denominación Temperatura horno equivalente
Horno bajo 120 ºC
Horno suave 140 ºC – 170 ºC
Horno moderado 170 ºC – 190 ºC (horno medio 180 ºC)
Horno fuerte 190 ºC – 230 ºC
Horno alto 230 ºC
Horno muy fuerte 230 ºC – 260 ºC

Si tu modelo de horno no cuenta con termostato o este no funciona correctamente, existe un truco para conocer la temperatura horno interior en el momento. Deberás primero precalentar el horno por 15 minutos y después introducir una hoja de papel. En función del tiempo que tarde en dorarse, sabrás en qué rango de temperatura se encuentra funcionando. 30 segundos = 250 ºC – 300 ºC 60 segundos = 200 ºC – 250 ºC 90 segundos = 150 ºC – 200 ºC 3 – 5 minutos = 140 ºC – 170 ºC.

You might be interested:  Cómo Se Descongela Un Pollo En 30 Segundos?

¿Cuánto es el horno a 180 grados?

Traduciendo la potencia a grados de temperatura: los famosos 180º son en realidad una convención – A Cuantos Grados Se Cocina El Pan Son muchas, muchísimas las recetas que empiezan indicando que debemos “precalentar el horno a 180 grados centígrados” -en Directo al Paladar tenemos para todos los gustos -. Equivale, grosso modo , a los 350 grados farenheit que solemos ver en el mundo anglosajón, a pesar de que la conversión exacta es la siguiente:

  • 180 grados centígrados = 356 grados fahrenheit.
  • 350 grados fahrenheit = 177,6 grados centígrados.

Es una manera de simplificar el asunto, pues en realidad nuestro horno nunca está a 180 grados. Los hornos domésticos corrientes no alcanzan esa precisión -aunque los modelos de última generación están dando grandes avances para lograrlo-; es una mera cuestión de funcionamiento. Por regla general, un horno funciona mediante un termostato interno que se calienta dentro de un rango más o menos variable según la temperatura que hemos marcado. A Cuantos Grados Se Cocina El Pan Los famosos puntos calientes o el abrir y cerrar la puerta afectan también a la temperatura, por eso conviene girar lo que estemos horneando a mitad de tiempo para intentar lograr un resultado más homogéneo. Además hay hornos con el termostato mal calibrado, y otros que, simplemente, son más precarios. Un horno doméstico nunca está a la temperatura exacta que creemos Se han establecido los 180 grados como una convención general para indicar una temperatura moderada , que podría ser media-alta si además usamos ventilador o si el horno es eléctrico, frente al gas, que tiene menos potencia.

Si creemos que estamos horneando a 180 grados , en realidad la cifra fluctuará entre los 175 y 190, aproximadamente. Al menos es la temperatura del termostato, porque el espacio del horno también será algo diferente.

A esa temperatura es más fácil hornear bizcochos, galletas o verduras sin tanto riesgo de carbonizarlos.

¿Cuánto es 180 grados en el horno sin números?

Los famosos 180° centígrados de las recetas de cocina – En más de una receta de cocina encontrarán que el alimento se cocina a 180 grados. Sí, los famosos 180°. Como les dijimos, 180 grados no es ni mínimo ni máximo, es horno medio y es la temperatura a la cual se cocinan muchos, muchísimo alimentos.

  • ¿Por qué? Según leímos y nos explicaron, esta es la temperatura a la cual muchas comidas que contienen proteínas y azúcares cambian su aspecto en cuanto a sabor y color;
  • Es lo que se llama Reacción de Maillard (Wikipedia mediante);

Si bien se sabe que esta reacción arranca entre los 140° – 165°, pero se intensifica mientras aumenta la temperatura. Sin embargo, no todos los alimentos deben cocinarse a esta temperatura. Hay casos en los que se necesita más o menos. Pero eso ya excede a los objetivos de este artículo.

¿Cómo saber si el pan está cocido?

Técnica del palillo – Es la técnica más segura. Consiste en perforar el pan con un palillo de madera y sacarlo. Si el palillo está seco, significa que el pan está totalmente cocido. Si el palillo sale con grumos y humedad, significa que el pan todavía está crudo.

¿Dónde se hornea el pan?

Los hornos tradicionales con los que se obtienen mejores resultados para hacer pan son los hornos de leña, -que también son perfectos para hornear las pizzas-, pero en casa también podemos obtener muy buenos resultados con un horno doméstico, si seguís los consejos que os damos.

¿Qué pasa si no se precalienta el horno?

Precalentar el horno siempre es un requisito cuando se trata de hacer recetas en este electrodoméstico que muchas veces no sabemos utilizar de la manera correcta. Esta manera de cocción, utilizada correctamente nos sirve para conservar los jugos internos de los alimentos , y cambiar las texturas de algunos postres como los bizcochos o pasteles.

  • ¿Por qué se precalienta el horno? Descúbrelo;
  • Tener el horno a la temperatura correcta al momento de introducir las preparaciones puede marcar la diferencia entre tener un gran resultado o un rotundo fracaso;

Esto se debe a que el tiempo y temperatura son factores que afectan directamente a la textura y sabor de los alimentos horneados. Si metes los alimentos cuando el horno no ha alcanzado la temperatura correcta estos necesitarán más tiempo de cocción, lo que ocasionará que se quemen, comiencen a dorarse de manera inmediata y los secará.

  • Leer también: ¿Es sana la comida calentada en el microondas? Precalentar el horno también te permitirá obtener una cocción uniforme, pues si horneas los alimentos en frío tardarán más tiempo del que indica la receta y provocará resultados diferentes en la apariencia de la comida, incluso puede hacer que los pasteles no se esponjen o queden crudos por dentro;

El tiempo que suele tardar precalentar el horno es de 10 a 15 minutos en los hornos eléctricos, mientras que en los hornos de gas toma menos tiempo, pues estos suelen necesitar entre 5 y 10 minutos. Mientras esperas a que se caliente el horno puedes terminar de preparar tus recetas.

También hay que tener en cuenta que la mayor temperatura en los hornos se concentra en la parte más alta, por lo que es el lugar ideal para las cocciones más rápidas, como los gratinados. Por el contrario, la parte baja es ideal para cocciones que requieren mayor tiempo, como el asado de carne y cordero.

Leer también: ¿Cómo preparar pavo en el horno de microondas? Si deseas conocer más sobre el mundo de la gastronomía da clic aquí.

¿Cuánto es el horno a 200 grados?

Temperaturas del horno – Celsius a Fahrenheit

Super bajo 100° 225°
Moderado 190° 375°
Caliente 200 ° 400°
Caliente 220° 425°
Muy caliente 230° 450°

.

¿Cuánto es el horno a 150 grados?

El horno es uno de los factores externos más importantes en la elaboración de repostería, ya que no todos son iguales. He aquí la importancia de conocer el nuestro y saber cómo funciona. Existen diferentes tipos de hornos:  Eléctrico 

  • Genera calor de arriba y abajo.
  • Hornea más parejo y se puede regular mejor la temperatura.

Gas

  • No genera un calor tan parejo.
  • Se concentra más el calor en la parte de arriba.
  • No se puede regular la temperatura con precisión exacta.

¡Conozcamos los controles de temperatura! Pueden venir de diferentes maneras: en grados Celsius o centígrados, en Fahrenheit o en números del 1 al 5. Perilla en Celsius: de 250 a 260 grados. Perilla en Fahrenheit: de 500 a 550 grados. Perilla en números:  1 = 150 °C / 300 °F (muy bajo) 2 = 160 °C / 320 °F (bajo) 3 = 180 °C / 360 °F (medio o moderado) 4 = 200 °C  400 °F (alto) 5 = 220 °C / 430 °F (muy alto)  ¿Cómo convertir de grados °C a °F o viceversa si no tenemos una tabla de conversión a la mano? Convertir grados puede ser un poco frustrante pero con esta sencilla tablita podrás hacerlo sin complicaciones.

You might be interested:  Que Pan Se Puede Comer Con Gastritis?

175 °C + 40 x 9 ÷ 5 – 40  = 347 °F 347 ° F   + 40 x 5 ÷ 9 – 40  = 175 °C  350 ° F   – 32 ÷ 1. 8  = 176. 66 ºC (se utiliza redondeado 175 °C) NOTA: Para temperaturas mayores a 400 °F (200 °C), lo más común es dividir entre 2 y así obtendrás la temperatura correcta.

¡Ahora veamos qué se puede hornear con cada temperatura! De 100 a 120 °C / 250 °F: El horno estará a temperatura muy suave, ideal para hornear: Merengues,, soufflés y mousses. De 120 a 150 °C / 300 °F: El horno estará en temperatura suave-moderada. Ideal para hornear: Bizcochos y masas quebradas.

De 150 a 200 °C / 390 °F: La temperatura estará un poco más que moderada. Ideal para hornear: pastelitos, petits fours (pastelitos de bocado), y masa de profiterol. De 200 a 250 °C / 480 °F: En esta temperatura el horno se encontrará de medio a caliente.

Ideal para: pasta quebrada, y tartas de masa compactas como pays y pasteles elaborados. De 250 a 300 °C / 570 °F: Horno a temperatura caliente-muy caliente. Ideal para hornear: masas de levadura, bollos, y hojaldres.

¿Qué significa 1 2 3 4 5 en el horno?

Equivalencia de temperatura del horno entre número y grados de temperatura. – Si tu horno en la perilla tiene un número en lugar de grados centigrados, celcius o Farenheit estos son sus equivalentes. La mayoría de los hornos convencionales sólo llegan a 220º C ó 400 farenheit por lo que sólo tienen 5 números.

  • 1 = 150º Centigrados ó 302 Farenheit
  • 2 = 160º Centigrados ó 320 Farenheit
  • 3 = 180º Centigrados ó 360 Farenheit
  • 4 = 200º Centigrados ó 400 Farenheit
  • 5 = 220º Centigrados ó 430 Farenheit

A Cuantos Grados Se Cocina El Pan.

¿Qué temperatura tiene que tener una cámara de fermentación?

Proceso – El proceso no varia excesivamente del que se utiliza normalmente para cualquier elaboración, pero si hay que tener en cuenta que al ralentizar la acción de la levadura se debe acondicionar la masa para poder soportar los cambios de temperatura y una fermentación mas larga.

  • La harina debe ser de buena calidad (W120-130 P/L 0. 3-0. 4 según alveograma Chopin).
  • La masa madre debe ser preferiblemente fresca , si es imposible añadir una masa madre fresca, se reduce la dosificación de masa ácida.
  • Es muy probable que se deba añadir un porcentaje mayor de mejorante respecto a la harina , y si el que se utiliza normalmente es lecitinado quizás habría que sustituirlo por otro que contenga DATA (E-472e) para dar mayor estabilidad a la masa.
  • La dosificación de levadura es preferible que no supere el 3% sobre la harina para evitar cualquier fermentación antes del proceso de bloqueo de la masa.
  • Si se trabaja con maquinas de amasar lentas es recomendable añadir la levadura poco antes de finalizar el amasado para evitar un comienzo de la fermentación antes del bloqueo de la masa.
  • No superar la temperatura de final de amasado de 23°C para evitar cualquier fermentación antes del bloqueo de la masa.

Una vez elaborada la masa siguiendo las citadas pautas se seguirá con el normal procedimiento de pesado, boleado, reposo y formado de las piezas. Al introducir las piezas en la cámara, esta debe cumplir unas condiciones en lo que respecta a temperaturas, tiempos y humedad relativa que se diferencian en los siguientes apartados: 

  • La temperatura de bloqueo : es la temperatura que debe tener la cámara al introducir la masa y debe ser de -8°C para lograr un efecto de choque que no permita reaccionar a la levadura (la levadura en una masa de pan empieza a reaccionar a partir de los 4°C) La temperatura de bloqueo durará hasta que el interior de la masa alcance los 2°C. Si la cámara no permite alcanzar -8°C utilizaremos la mínima temperatura que nos permita el equipo de enfriado.
  • La temperatura de mantenimiento : es la temperatura que debera exixtir en el interior de la cámara desde que termina la temperatura de bloqueo hasta que empieza el ciclo de fermentación y será de entre 0°C y -2°C.
  • La temperatura de fermentación : es la temperatura que debera alcanzar la cámara al finalizar el mantenimiento y oscilará entre los 20°C y 28°C (ni aun trabajando sin fermentación controlada es recomendable fermentar a más de 30°C). El cambio de temperatura de mantenimiento a fermentación no debe ser brusco para asi evitar que fermente solamente la parte exterior del la masa, si no que será paulatino para conseguir una fermentación por igual en toda la pieza. La humedad relativa de la cámara en esta etapa será de entre 75% y 85%.
  • El dormilón : es un sistema que permite aguantar el pan una vez fermentado para ser cocido posteriormente. La temperatura de dormilón será de entre 10°C y 14°C y lo podremos aguantar entre 3 y 4 horas , incluso más dependiendo de la calidad de la harina utilizada.

Es posible que al cocer el pan que ha pasado por una fermentación controlada se note un ligero y desagradable color rojizo en la corteza del producto. Esto se puede solucionar rebajando en 10°C la temperatura del horno durante la cocción respecto a lo acostumbrado.

¿Cómo influye la temperatura en la masa del pan?

Por Francisco Tejero – A lo largo de todo el proceso de panificación tienen lugar unos fenómenos físico-químicos que hacen cambiar el estado de la masa desde el mismo momento que se mezcla la harina con el agua hasta que sale el pan del horno. En cada una de estas etapas intermedias (amasado, división, reposo, formado, fermentación y cocción), la masa es sometida a ciertas temperaturas que influirán en la calidad final del pan. Por experiencia sabemos cuáles son las temperaturas más favorables en cada una de dichas etapas.

En conocerlas y en aplicarlas se encierra uno de los grandes secretos de la panificación. La fuerza de la masa, el equilibrio y la capacidad de retención de anhídrido carbónico están relacionados con la temperatura final del amasado.

Las masas con temperaturas superiores a 25º C son más fuertes y más tenaces que aquellas otras inferiores a 24º C que presentan menos fuerza y mayor extensibilidad. La temperatura ideal de la masa para los procesos normales de panificación debe oscilar entre 23 y 26º C, dependiendo de la cantidad de levadura prensada y de la consistencia de las masas.

  1. De tal forma que cuando las masas sean muy blandas y el contenido de levadura inferior al 2% sobre el peso de la harina la temperatura ideal es de 26º C;
  2. Pero si por el contrario las masas son más consistentes y el contenido de levadura prensada es elevado, la temperatura ideal es de 23º C;
You might be interested:  Que Pan Debo Comer Para Bajar De Peso?

En aquellas masas blandas y con poca levadura la temperatura aconsejable es de 26º C. En procesos con alto grado de mecanización la temperatura ha de ser más fresca que en los procesos artesanos. También cuando las masas sobrepasan el tiempo límite para ser divididas hay que procurar que éstas vayan ligeramente frías, para evitar de este modo las gasificaciones prematuras en la tolva de la divisora.

La harina La harina es el ingrediente que pocas veces puede variar su temperatura, pero hay que tener en cuenta que el almacén debe estar lo más lejos posible del horno. Por cada grado que aumente la temperatura de la harina habrá que tener un grado menos en el agua y en verano siempre hay problemas con las temperaturas altas en las masas.

La temperatura ideal para el almacén debe estar entre 16 y 26º C. La temperatura ambiente modifica la de todos los ingredientes excepto la del agua. Una buena práctica es aislar la sección de amasado y mantener la temperatura constante de 23º C durante todo el año, de esta forma se evita que durante el invierno las masas se enfríen y en el verano se recalienten.

  • Temperatura de fricción El rozamiento de la masa sobre la artesa y brazos de la amasadora incrementa la temperatura por la fricción, en ello influyen principalmente la velocidad de la amasadora, la consistencia de la masa y el tiempo de amasado;

A mayor velocidad de la amasadora la temperatura de fricción incrementa la temperatura final de la masa. Las masas cuanto más duras son más recalentadas están y si el tiempo de amasado se prolonga progresivamente se incrementará la temperatura de la masa.

Es conveniente conocer cuál es la temperatura de fricción de cada amasadora; para ello es necesario anotar la temperatura de la harina y del agua. Dichas temperaturas se suman y se dividen por dos. El resultado será la temperatura de la masa si sólo se mezclara la harina con el agua, es decir, si no hubiera fricción.

Veamos un ejemplo: Temperatura harina = 22º C. Temperatura agua = 10º C. Total = 32º C. Se divide 32 entre 2, siendo el resultado 16º C que sería la temperatura de la masa si no hubiera tenido fricción. Al tomar la temperatura de la masa ésta dio 25º C. La diferencia es la fricción, es decir, 9º C.

Temperatura del agua en el amasado En primer lugar hay que saber cuál es la temperatura óptima de la masa y aunque en teoría es de 25º C, hay que recordar que cuando se van a congelar las masas y cuando el grado de mecanización es alto, la temperatura ideal ha de ser inferior.

La temperatura final de la masa va a variar en función de las temperaturas del local, de la harina, del agua y de la fricción. Esta última es siempre la misma y sólo variará si se aumenta el tiempo de amasado, por lo que prescindiremos de él. También hay que tener en cuenta la temperatura base, que es igual a la suma de las temperaturas de obrador, de la harina y del agua.

  • Según el tipo de amasadora la temperatura base será distinta;
  • Temp;
  • Base: Amasadora de brazos 60 Amasadora de espiral 50 Amasadora de alta velocidad 40 Temperatura del agua = Temperatura base – (Temperatura del obrador + Temperatura harina);

Ejemplo: Temperatura de la harina 20º C Temperatura del obrador 22º C Temperatura del agua 60-(22+20)= 18º C. Si la temperatura final del amasado no es exactamente la que se quería, se podrá corregir en el próximo amasado, teniéndose en cuenta que para variar un sólo grado la temperatura de la masa, hay que variar 3º C la temperatura del agua.

Fermentación La fermentación es una etapa clave y decisoria en la elaboración del pan. Para ello se aconseja que en los procesos normales nunca se fermente a temperatura inferior a la de la masa sino que por el contrario la temperatura de fermentación se sitúe 5º C por encima de la temperatura final de la masa.

La capacidad de retención de gas y la fuerza de la masa están relacionadas con la temperatura a la que es sometida ésta durante la fermentación. Si la temperatura está por debajo de 25º C la masa tiende a perder fuerza y a desarrollarse caída y aplastada, y con poca tolerancia.

Se puede decir que la velocidad de fermentación es proporcional a la temperatura. Por debajo de 20º C y por encima de 40º C la velocidad empieza a disminuir. El desarrollo óptimo de la fermentación está comprendido entre los 26º y 30º C, aunque la fermentación láctica se desarrolla adecuadamente entorno a 20º C, en la fermentación butírica su máxima actividad está en 35º C.

También influye en la velocidad de fermentación la acidez. De tal modo que cuando la masa lleva incorporados algunos reguladores de pH, o si la masa tiene un pH superior 5,1 la fermentación se desarrolla más lentamente. Cuando la temperatura de fermentación es superior a 30º C, la diferencia de volumen entre la parte interior y exterior de la barra se hace notable y trae como consecuencia el agrietamiento y el descascarillado del pan.

  1. No es aconsejable aumentar la temperatura para reducir el tiempo de fermentación, es mejor añadir más levadura para conseguir este fin;
  2. Evolución en la cocción La cocción es la etapa en la cual la masa se transforma en pan;

Esta transformación es más o menos rápida según la temperatura del horno y el tamaño de las piezas. Al comienzo de la cocción y una vez dado el vapor, la masa es suficientemente elástica y puede aumentar de volumen en el horno. El almidón se hincha ligeramente, los gases se dilatan y los alveolos interiores aumentan de volumen.

Al mismo tiempo la actividad enzimática se va desactivando a medida que en el interior de la masa se van alcanzando los 75º C. El gluten se coagula y comienza a mantenerse la estructura en la pieza, más adelante el pan comenzará a coger color y a perder humedad.

La temperatura y su evolución durante la cocción será también factor importante para la calidad del pan, que dependiendo del tamaño de la pieza, del contenido en agua de la masa, del tipo de horno, así como de la climatología, deberá estar interrelacionada con el tiempo de permanencia del pan en el horno.