Que Instituyo Jesus En La Ultima Cena?

Que Instituyo Jesus En La Ultima Cena
Roma, 9 abr (ACI Prensa). – Hoy la Iglesia celebra el Jueves Santo. En este día, durante la Última Cena, Jesús instituyó dos sacramentos: La Eucaristía y el Orden Sacerdotal. La Iglesia conmemora este día con una eucaristía especial. En ella, el sacerdote realiza el lavatorio de pies a doce personas quienes representan a los apóstoles.

  • Con esta acción, Jesús nos transmite el mensaje de la caridad;
  • “Cuando dice: Lo mismo que yo hice con ustedes, practiquenlo en favor de los demás”;
  • También en este día, Cristo nos dejó un mandamiento nuevo: “Amaos los unos a los otros así como yo los he amado”;

El P. Donato Jiménez, en conversacón con ACI Prensa, recuerda que durante el Jueves Santo debemos aprovechar la oportunidad de reconciliarnos con el prójimo y de interiorizar esta enseñanza. Además, señala que mucha gente acude a esta eucaristía por un acto de fe.

¿Qué predijo Jesús en la Última Cena?

También predijo la negación de Pedro y la traición de Judas y convierte su sacrificio en una salvación de la esclavitud y de la muerte espiritual a través de la eucaristía’, sintetizó.

¿Quién instituye la Cena del Señor?

La noche antes de Su crucifixión, Jesucristo se reunió con Sus Apóstoles e instituyó la Santa Cena (véase Lucas 22:19–20 ). Después de Su resurrección, Él instituyó la Santa Cena entre los nefitas (véase 3 Nefi 18:1–11 ). En la actualidad, la Santa Cena es una ordenanza en la que los miembros de la Iglesia participan del pan y del agua en memoria del sacrificio expiatorio de Jesucristo.

¿Cuando instituyó Jesús la Última Cena?

18 abril 2011 Que Instituyo Jesus En La Ultima Cena Fuente de la imagen, AP Pie de foto, El estudio señala que la confusión se debe a la utilización de dos tipos de calendarios en el Nuevo Testamento. Los cristianos conmemoran la Última Cena de Jesucristo el jueves de Semana Santa, pero una nueva investigación sostiene que se llevó a cabo el miércoles antes de su crucifixión. Colin Humphreys, de la Universidad de Cambridge, señala que las discrepancias en los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas en relación al de Juan surgieron porque aquéllos toman como referencia un antiguo calendario diferente al judío.

  • El investigador concluye que la fecha exacta de la Última Cena fue el 1 de abril del año 33 después de Cristo;
  • Esto puede significar también que el arresto, interrogación y juicio de Jesús no se produjo en un sólo día;

El profesor Humphreys sostiene que los resultados de su investigación podrían servir de base para que finalmente se establezca el primer domingo de abril como el día de Pascua.

¿Qué sacramento se instituye el Jueves Santo en la Última Cena?

Significado del Jueves Santo – Que Instituyo Jesus En La Ultima Cena El Jueves Santo, es popularmente conocido como el día de la Pasión de Cristo. Jesús de Nazareth, luego de concluida la Última Cena, es llevado a la cruz donde ocurre su Santo Sacrificio. (Pintura de Francesco Bassano, hacia 1586). El Jueves Santo, significa el final de la Cuaresma cristiana y el inicio del Triduo Pascual, este se extiende hasta el Sábado Santo, donde se recuerdan la pasión, muerte y posterior resurrección de Jesucristo, el hijo de Dios.

¿Qué hizo Jesús en la última cena y por qué?

Los alimentos que estuvieron sobre la mesa en la que se instituyó la Eucaristía formaban parte de la tradición judía – 28/03/2013 Actualizado a las 16:08h. En la Última Cena de Jesús con sus discípulos pan y vino se transustanciaron en cuerpo y sangre de Cristo, instituyéndose así la Eucaristía, sacramento fundamental de la Iglesia Católica.

Pero sobre aquella mesa hubo aquel jueves más alimentos, todos parte de la tradición hebrea. La reunión, que supuso el comienzo de la Pasión y Muerte de Cristo, se celebró, según los Evangelios sinópticos -los de Mateo, Marcos y Lucas-, al atardecer del «primer día de los ácimos», esto es, el primero de la semana en que debía comerse pan hecho sin levadura en la masa o ácimo.

En el Pésaj o Pascua judía , que es la fiesta más importante de la tradición hebrea, este pueblo recuerda su salida y liberación de Egipto, y el pan que se emplea en ella es ácimo porque en la huida los israelitas no tuvieron tiempo de hacerlo con levadura.

«Delante de Jesús había una fuente con hierba y otra con una salsa parduzca» De hecho, la hostia que emplea la Iglesia Católica en la celebración de la Eucaristía es pan ácimo de harina de trigo, y tiene origen en la «matzá» que emplean los judíos en la celebración del Pésaj.

Junto con el pan, en aquella mesa hubo vino, «producto de la vid», en palabras de Cristo ( Mateo 26:29 ), que pasó a ser su propia sangre, «la de la Alianza, que va a ser derramada por todos, para perdón de los pecados» (Mateo 26:28). Sin lugar a dudas, la del vino era una imagen de mucha importancia entonces: «Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador.

Todo sarmiento mío que no da fruto lo corta; y todo el que da fruto lo poda, para que dé más todavía», dijo Jesucristo a sus discípulos ( Juan 15:1 y 2 ). Otro de los alimentos presentes fue el cordero pascual.

De hecho, la Cena de Pascua de ese «primer día de los ácimos» consistía en comer este animal recién sacrificado de acuerdo con los ritos propios de esta festividad judía. No se debe olvidar que, tal y como refleja la Santa Biblia, en la Palestina de entonces el pastoreo y consumo de cordero estaba muy extendido.

  1. Además, este animal se ha convertido en uno de los símbolos más populares del cristianismo;
  2. Después de la Cena, Jesucristo, «Cordero de Dios», iba a ser igualmente inmolado para salvación de la humanidad entera;

Con todo, uno de los testimonios que acerca de los alimentos presentes en la Última Cena aporta más detalles es el de Catalina de Emmerich, monja agustina que a comienzos del siglo XIX experimentó una serie de visiones sobre la Pasión y Muerte de Jesús.

La editorial Voz de Papel recoge en «La amarga Pasión de Cristo», la descripción que de estas visiones realizó en 1823 el poeta alemán Clemente Brentano. «En medio de la mesa estaba la fuente con el cordero pascual.

[…] El borde de la fuente tenía ajos todo alrededor. A su lado había un plato con el asado de Pascua y al lado un plato de hierbas verdes, apretadas, puestas de pie como si estuvieran plantadas, y otro con manojitos de hierbas amargas que parecían hierbas aromáticas; luego, delante de Jesús, había una fuente con hierba verdeamarillenta, y otra con una salsa parduzca.

Los comensales usaban como platos unos panecillos redondos, y utilizaban cuchillos de hueso», confesó la religiosa al poeta. Emmerich, beatificada por Juan Pablo II en 2004, también afirmó haber visto a Jesús mojando en la salsa un trozo de pan envuelto en lechuga.

You might be interested:  Como Hacer Pan En Casa?

Sobre la mesa en la que se celebró la Última Cena también pudo haber sal, un importante conservante de alimentos en aquellos tiempos. Una creencia popular dice que el traidor Judas Iscariote derramó sal durante la Cena, y aunque tan sólo se trata de eso, de una creencia popular, lo cierto es que algunas importantes obras de arte, como el conocido cuadro de Leonardo da Vinci, la recogen.

¿Qué fue lo que dijo Jesús?

Cristo en la Cruz , de Miguel Ángel , 1539-1541. La mirada levantada hacia el cielo puede identificarse con las «palabras» primera, cuarta o séptima, dirigidas a Dios Padre. Cristo y el Buen Ladrón , de Tiziano , ca. 1566. Representa la «segunda palabra». Crucifixión de Pietro Perugino , ca. 1482. Su composición (la Virgen a la derecha del Crucificado y Juan a su izquierda) es la clásica del Stabat Mater , que corresponde a la «tercera palabra». Consummatum est , detalle del púlpito de la catedral de Ribe. Representa la «sexta palabra». Las Siete Palabras ( Septem Verba en latín ) es la denominación convencional de las siete últimas frases que Jesús pronunció durante su crucifixión , antes de morir, tal como se recogen en los Evangelios canónicos. Los dos primeros, el de Mateo [ 2 ] ​ y el de Marcos , [ 3 ] ​ mencionan solamente una, la cuarta. El de Lucas relata tres, la primera, segunda y séptima. [ 4 ] ​ El de Juan recoge las tres restantes, la tercera, quinta y sexta. [ 5 ] ​ No puede determinarse su orden cronológico. Su orden tradicional es (con traducción en español de la Biblia de Jerusalén ):

  1. «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen». – Pater dimitte illis, non enim sciunt, quid faciunt (Lucas, 23: 34).
  2. «Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso». – Amen dico tibi hodie mecum eris in paradiso (Lucas, 23: 43).
  3. «¡Mujer, ahí tienes a tu hijo! [Luego dijo al discípulo] ¡Ahí tienes a tu madre!». – Mulier ecce filius tuus [. ] ecce mater tua (Juan, 19: 26-27).
  4. «¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?». – ¡Elí, Elí! ¿lama sabactani? (Mateo, 27: 46) – Deus meus Deus meus ut quid dereliquisti me (Marcos, 15: 34).
  5. «Tengo sed». – Sitio (Juan, 19: 28).
  6. «Todo está cumplido». – Consummatum est (Juan, 19: 30).
  7. «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». – Pater in manus tuas commendo spiritum meum (Lucas, 23: 46).
Palabras de Jesús en la cruz Mateo Marcos Lucas Juan Salmos
Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. 23:34
Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso. 23:43
¡Mujer, ahí tienes a tu hijo! [Luego dijo al discípulo] ¡Ahí tienes a tu madre! 19:26–27
¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado ? 27:46 15:34 22:1
Tengo sed. 19:28
Todo está cumplido. 19:30
Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. 23:46 31:5

Su interpretación devocional es una comparación con situaciones por las que inevitablemente pasa la vida de todo creyente; a la que se suman todo tipo de exégesis. El mismo texto evangélico atribuye a estas «palabras» un fin de cumplimiento de profecías del Antiguo Testamento : sabiendo que ya todo estaba cumplido, y para que la Escritura se cumpliera hasta el final (Juan, 19: 28). Son objeto de particular devoción al ser consideradas como «verdaderas palabras» de Jesús, condición compartida con algunas otras expresiones, recogidas a lo largo de los Evangelios, que pretenden ser citas exactas (aunque traducidas al griego , excepto una pocas que se transcribieron literalmente en hebreo o arameo por los evangelistas y reciben la denominación particular de ipsissima verba o ipsissima vox ).

¿Qué instituyó Jesús?

Jesús instituyó la Sagrada Eucaristía en la Última Cena mientras celebraba la Comida de la Pascua con sus apóstoles. El don de la Sagrada Eucaristía nos hace presente a Jesús hoy y todos los días. No nos abandonó, sino que nos dio la Iglesia en cuya autoridad sacerdotes y obispos consagran el pan sin levadura y el vino en la Misa por la cual se convierte en el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Jesús.

  1. A través de este milagro, los Católicos de hoy pueden recibir al mismo Jesús que fue crucificado y resucitó de entre los muertos;
  2. La gracia de este sacramento proporciona alimento sobrenatural para que el alma fortalezca y alimente a los fieles mientras buscan una mayor unión con Cristo en su vida diaria;

Cada vez que los Católicos reciben la sagrada comunión, tienen la oportunidad de crecer en santidad a través de su apertura a las gracias ofrecidas en este encuentro con Jesús. En la tradición Católica llamamos a estas gracias los frutos de la Sagrada Comunión.

La pregunta 292 en el Compendio del Catecismo describe estos frutos. ” La Sagrada Comunión aumenta nuestra unión con Cristo y con su Iglesia. Preserva y renueva la vida de gracia recibida en el Bautismo y la Confirmación y nos hace crecer en el amor a nuestro prójimo.

Nos fortalece en la caridad, elimina los pecados veniales y nos preserva de pecado mortal en el futuro. ” Los Católicos creen que la presencia de Jesús permanece en la hostia consagrada y en la Preciosa Sangre mientras permanezcan intactos y sin consumir.

  • Por esta razón, toda la Preciosa Sangre se consume durante la Misa;
  • Cualquier host restante se coloca en el tabernáculo, una hermosa caja que nos recuerda el tabernáculo del Antiguo Testamento donde Dios visitó a su pueblo;

Hoy, Jesús nos espera en tabernáculos en todo el mundo. Nos ha dado un regalo maravilloso en su presencia permanente en la Sagrada Eucaristía y nos invita a visitarlo a menudo para encontrar la paz en su presencia y darle nuestra adoración y agradecimiento.

A lo largo de la historia de la Iglesia, la Sagrada Eucaristía se ha llevado a los enfermos o confinados en sus hogares que no pueden asistir a Misa. Esto solo es posible debido al don de la presencia permanente de Cristo.

Los niños generalmente se preparan para recibir la Primera Comunión alrededor de las edades de 7-8 (2do grado). Parte del proceso incluye la preparación para la Primera Penitencia (Confesión). Los adultos que aún no han sido bautizados o aquellos que fueron bautizados en otra tradición Cristiana se preparan para la Primera Comunión a través del proceso de RICA.

¿Que nos enseña la Cena del Señor?

Cristo instituyó la Santa Cena –

  • ¿Qué enseñan los emblemas de la Santa Cena en cuanto a la expiación de Jesucristo?

Nuestro Salvador desea que recordemos Su gran sacrificio expiatorio y que guardemos Sus mandamientos; para ayudarnos a lograrlo, nos ha mandado que nos reunamos con frecuencia y participemos de la Santa Cena. La Santa Cena es una ordenanza del santo sacerdocio que nos recuerda la expiación del Salvador. Durante la Santa Cena, participamos del pan y del agua y lo hacemos en memoria de Su carne y de Su sangre, las que Él ofreció como sacrificio por nosotros. Al participar de la Santa Cena, renovamos convenios sagrados que hemos hecho con nuestro Padre Celestial.

Poco antes de Su crucifixión, Jesucristo reunió a Sus apóstoles en un aposento alto. Él sabía que muy pronto moriría en la cruz y que esa sería la última vez que se reuniría con Sus amados apóstoles antes de Su muerte.

Él deseaba que lo recordaran siempre para que pudieran fortalecerse y mantenerse fieles. Con el fin de que lo recordaran, instituyó la Santa Cena. Partió el pan en pedazos y lo bendijo. Luego dijo: “…Tomad, comed; esto es en memoria de mi cuerpo, el cual doy en rescate por vosotros” (Traducción de José Smith, Mateo 26:22).

You might be interested:  Que Pan Es Vegano Chile?

Enseguida tomó una copa de vino, la bendijo, se la dio a los apóstoles para que bebieran, y dijo: “…esto es en memoria de mi sangre… que es derramada por cuantos crean en mi nombre, para remisión de sus pecados” (Traducción de José Smith, Mateo 26:24; véase también Mateo 26:26–28 ; Marcos 14:22–24 ; Lucas 22:15–20 ).

Después de Su resurrección, el Salvador visitó el continente americano y enseñó a los nefitas las mismas ordenanzas (véase 3 Nefi 18:1–11 ; 20:1–9 ). Después de que la Iglesia se restauró en los últimos días, Jesús nuevamente mandó a Su pueblo que participara de la Santa Cena en memoria de Él, diciéndoles: “Conviene que la iglesia se reúna a menudo para tomar el pan y el vino en memoria del Señor Jesús” ( D.

¿Cuál es la importancia de la Cena del Señor?

De la vida de Joseph Fielding Smith – El 5 de octubre de 1929, tras diecinueve años de servicio como apóstol, el élder Joseph Fielding Smith se puso de pie en el Tabernáculo de Salt Lake para ofrecer su discurso de conferencia general número 39. Dijo: “Quisiera hablar de una o dos cosas en las que he estado pensando en relación con la cuestión de la Santa Cena, [y] más particularmente en lo tocante a las reuniones que se han establecido en la Iglesia por revelación, por mandamiento del Señor, para participar de esos emblemas que representan el cuerpo y la sangre de Jesucristo”.

A manera de introducción al tema, compartió sus sentimientos sobre la Santa Cena: “A mi juicio, la reunión sacramental es la más sagrada [y] la más santa de todas las reuniones de la Iglesia. Al reflexionar sobre la reunión del Salvador y Sus apóstoles en aquella noche memorable en la que Él presentó la Santa Cena; al pensar en esa ocasión solemne, mi corazón se colma de admiración y se conmueven mis sentimientos.

Considero esa reunión como una de las más solemnes y maravillosas desde el comienzo de los tiempos. “Allí el Salvador les enseñó en cuanto a Su sacrificio que estaba a punto de verificarse, el cual ellos, en su perplejidad, no podían entender. Les habló claramente de Su muerte y de que Su sangre sería derramada, y lo dijo en la hora misma de Su agonía por los pecados del mundo.

Fue una ocasión muy solemne; allí se instituyó la Santa Cena y se mandó a los discípulos reunirse a menudo y conmemorar la muerte y los sufrimientos de Jesucristo, pues Su sacrificio era para la redención del mundo.

“Él estaba a punto de tomar sobre Sí la responsabilidad de pagar la deuda que sobrevino al mundo mediante la Caída, a fin de que los hombres pudieran ser redimidos de la muerte y del infierno. Había enseñado a las personas que sería crucificado para poder atraer a todos los hombres a Sí mismo, y para que no sufriesen todos los que se arrepintieran y creyeran en Él y guardaran Sus mandamientos, pues Él tomaría sobre Sí los pecados de ellos” 1. Imagen “…haced esto en memoria de mí” ( Lucas 22:19 ).

¿Cuáles son los sacramentos que Jesús instituyo?

Los escritos de Pedro Lombardo en el siglo XII, así como los de Tomás de Aquino en el XIII, ya codifican los sacramentos en siete y en la forma en la que se conocen en la actualidad: bautismo, confirmación, penitencia, eucaristía, sagradas órdenes, matrimonio y extremaunción.

¿Qué dice Primera de Corintios 11 20?

1 Sed imitadores de mí, así como yo lo soy de a Cristo. 2 Y os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las a instrucciones tal como os las enseñé. 3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la a cabeza de la mujer, y Dios, la b cabeza de Cristo.

  1. 4 Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, deshonra su cabeza;
  2. 5 Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, deshonra su cabeza, porque lo mismo es que si se hubiese rapado;

6 Porque si la mujer no se cubre la cabeza, córtese también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, cúbrase. 7 Porque el varón no ha de cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón, 8 porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, 9 Y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.

  • 10 Por lo cual, la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles;
  • 11 Pero en el Señor, ni el a varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón;
  • 12 Porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios;

13 Juzgad vosotros mismos: ¿Es apropiado que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza? 14 La naturaleza misma, ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello? 15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso, porque en lugar de velo le es dado el cabello.

16 Con todo eso, si alguno quiere ser a contencioso , nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios. 17 Pero en esto que os anuncio, no os alabo, porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor.

18 Pues en primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros a disensiones ; y en parte lo creo. 19 Porque es preciso que entre vosotros haya a herejías , para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados. 20 Cuando, pues, os reunís en común, esto a no es comer la cena del Señor.

  • 21 Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga;
  • 22 Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la a iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo;

23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó a pan , 24 y habiendo dado gracias, lo partió y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.

25 Asimismo, tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo a convenio en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria de mí. 26 Porque todas las veces que comáis este a pan , y bebáis esta copa, la b muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor a indignamente , será b culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, a examínese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, come y bebe a juicio para sí.

  1. 30 Por lo cual hay muchos a enfermos y debilitados entre vosotros; y muchos duermen;
  2. 31 Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;
  3. 32 Pero siendo juzgados, somos a disciplinados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo;
You might be interested:  Donde Se Celebró La Última Cena?

33 Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. 34 Si alguno tiene hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando llegue.

¿Qué dice Hechos 2 42?

42 Y a perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la b hermandad, y en el partimiento del c pan y en las oraciones. 43 Y a toda persona le sobrevino a temor, y muchas maravillas y b señales eran hechas por los apóstoles.

¿Cuál es el significado del pan y el vino?

Que Instituyo Jesus En La Ultima Cena El pan y el vino son los elementos naturales que Jesús tomó en el contexto de la cena pascual o Última Cena con sus apóstoles, para que simbolicen y se conviertan en su cuerpo y su sangre, y lo hagan presente en el sacramento de la Eucaristía. Además del simbolismo este sencillo menú está cargado de virtudes para la salud humana, “sin embargo estamos asistiendo, a nivel mundial, a la demonización de alimentos ancestrales y entre ellos se encuentran el vino o el pan”, explica la doctora Mónica Katz, directora de cursos de nutrición en la Universidad Favaloro, en Argentina.

  • Según Katz este fenómeno se relaciona con el crecimiento de las enfermedades crónicas no infecciosas y la obesidad, pero lo cierto es que los humanos hemos consumido estos alimentos y bebidas desde tiempos remotos y la prevalencia de estas enfermedades es reciente;

“Nadie habla de consumir alcohol excesivamente ni exagerar el consumo de pan. La idea es hacerlo en porciones controladas, por ejemplo, recurriendo a botellas para consumo individual, si hablamos de vino”, recomienda esta experta. El vino y la paradoja francesa.

El pan es una fuente básica de energía disponible pues contiene un elevado porcentaje de hidratos de carbono. Si podemos elegir los de harina integral, obtendremos el beneficio extra de la fibra vegetal y una absorción lenta de esos hidratos.

Por otro lado, aporta vitaminas del complejo B, centrales en la obtención de energía a partir de los alimentos. Por su parte, el vino es un componente central de la dieta mediterránea y de la llamada paradoja francesa, que consiste en que algunas poblaciones de Francia tienen bajo riesgo cardiovascular, a pesar de ingerir grasas saturadas.

  • Según Katz, “el efecto protector de esta bebida se debe a que contiene unos compuestos llamados bioflavonoides, con efectos positivos sobre fenómenos inflamatorios, cáncer, envejecimiento o enfermedad cardiovascular”;

El “rey de los vinos” es el tinto, y es recomendable en cualquiera de sus variedades en función de los tipos de uva, como tannat, cabernet sauvignon, merlot o malbec, entre otras”, destaca esta experta, y añade que “su efecto saludable se debe a la presencia de procianidinas, resveratrol y taninos.

  1. Mientras que el pan puede ser la base de buenos desayunos, refrigerios, colaciones o comidas principales en forma de sándwiches, con vegetales y pescados, o con carnes magras, y es interesante consumir preferentemente los de harinas con adición de semillas y nueces;

Para ser más saludable el pan debe contener grasas bajas, que están presentes en el pan francés o el árabe, o grasas saludables como el omega 9;  y cero grasas ‘trans’, o sea, aceites vegetales hidrogenados, recalca. Por otra parte, estas son las recomendaciones de César Casavola, médico nutricionista Presidente de la Sociedad Argentina de Nutrición, SAN, para consumir estos dos alimentos en Semana Santa, sin caer en excesos que nos causen desórdenes digestivos o sobrepeso, e incluirlos en la dieta cotidiana, aprovechando al máximo sus beneficios: EL PAN 1.

  • Es preferible que sea integral (con harina menos refinada y mayor contenido en salvado y fibra dietética);
  • Es recomendable tomar una o dos rodajas en el desayuno y también en la merienda;
  • Puede ser un almuerzo ligero, por ejemplo, si comemos un sándwich elaborado con una variedad integral;

Las personas con obesidad deben evitar en lo posible el pan blanco en el almuerzo y la cena, ya que puede contribuir al incremento ponderal (de peso) o a causar alteraciones de la glucemia en aquellos predispuestos. EL VINO 5. Al ser una fermentación alcohólica, hay que consumirlo con moderación: una copa diaria en la mujer y dos en el hombre.

Es preferible el vino tinto por su contenido antioxidante. En Semana Santa 7. Hay que respetar los horarios de las comidas. Conviene ser moderado con las porciones. Es mejor consumir el vino luego de ingerir algún alimento para retrasar su absorción.

10. Hay que mantenerse activo, ¡aún más en los periodos de vacaciones!. Síguenos en Google Noticias.

¿Cuál es el significado del pan y el vino en la Santa Cena?

Transcript – EL SIGNIFICADO DEL PAN Y EL VINO EN LA CENA DEL SEÑOR Cada vez que celebramos la Santa Cena, estamos anunciando la muerte y resurrección del Señor, hasta que Él vuelva por su Iglesia. 1 Corintios 11. 26 “Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga”.

EL SIGNIFICADO DEL PAN La Biblia explica que Jesús es el pan de vida y el pan que descendió del cielo, por ello los que nos alimentamos espiritualmente de Él no morimos, sino que vivimos para siempre (Juan 6.

48 / 6. 50-51,58). El pan representa el Cuerpo de Cristo, es decir la muerte que el Señor sufrió como pago por nuestros pecados. Así como el pan fue partido para que todos los discípulos comieran de él, después de la cruz, el cuerpo del Señor fue arado, marcado por los látigos y golpes, y luego molido por nuestros pecados (1 Corintios 11.

  1. 23-24);
  2. Isaías 53;
  3. 5 “Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados;
  4. Por darnos la paz, cayó sobre él el castigo, y por sus llagas fuimos nosotros curados”;
  5. El pan también representa la comunión con el Cuerpo de Cristo, es decir el compañerismo con nuestros hermanos en la fe;

Lo que nos enseña que ningún cristiano puede vivir para Cristo independientemente sino mantiene una relación permanente con sus hermanos de la fe, ya que como un cuerpo, nos necesitamos los unos a los otros (1 Corintios 10. 1617). EL SIGNIFICADO DEL VINO El vino representa la Sangre del Señor, que fue derramada para perdón de pecados, para darnos vida y paz para con Dios (Hebreos 9.

  1. 22 / Colosenses 1;
  2. 20);
  3. El vino representa la sangre que da vida y la resurrección del Señor venciendo sobre la muerte y el Hades;
  4. Deuteronomio 12;
  5. 23 “Porque la sangre es la vida”;
  6. La Biblia muestra que el Señor derramó siete veces de su sangre, cada una de ellas conlleva bendición para nosotros; la sangre derramada en la cruz es del nuevo pacto, que dejó caducado el antiguo pacto hecho con Israel (Marcos 14;

24 / Lucas 22. 20). La sangre del Señor nos limpia de todo pecado (1 Juan 1. 7), nos purifica (Hebreos 9. 13, 22), nos libera (Efesios 1. 7 / Hebreos 9. 12), nos hace aptos para toda buena obra (Hebreos 13. 20-21). 1 Juan 1. 7 “Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros y la sangre de Jesucristo, su Hijo,[m] nos limpia de todo pecado”.

  • La sangre de Jesucristo fue derramada para redención, sin embargo, los israelitas pidieron que la sangre cayera sobre ellos para condenación expresando “Su sangre sea sobre nosotros, y sobre nuestros hijos” (Mateo 27;

24-25). Es importante indicar que el pan y el vino de la Santa Cena, en ningún momento se transforman en el cuerpo y la sangre del Señor (conocido como Transustanciación), sino que representan o simbolizan su Cuerpo y su Sangre. PASTOR NESTOR M.