Como Amasar Pan?

Como Amasar Pan
Uno de los pasos más importantes para dominar la cocción del pan es cómo amasar la masa de pan. La técnica es relativamente fácil. Implica comprimir la masa debajo de las palmas y empujarla. Una vez que se ha hecho un pase limpio a través de la bola de masa, se gira y se repite el proceso.

Esto se hace por un período de tiempo generalmente recetado por la receta del pan. Si el pan no se amasa, creará un bulto denso no comestible o un montón de migas cocidas de manera desigual cuando se hornee.

Lo primero que debe hacer al prepararse para amasar la masa de pan es preparar la superficie. La superficie de amasado debe ser dura y segura para que no se deslice debido a la cantidad de presión que se le aplica. La superficie también debe tener harina espolvoreada para que la masa no se pegue.

La masa de pan se debe colocar en el centro del área de amasado y formar una bola o pila suelta, dependiendo de la consistencia. Si es necesario agregar ingredientes húmedos, se debe formar un pozo en el centro de la masa y colocar los ingredientes dentro de ella.

Las paredes alrededor de los ingredientes se empujan hacia el centro hasta que el líquido se incorpore parcialmente a la masa y no salga de la superficie. Una vez que la masa está en una pila cohesiva, es hora de comenzar a amasar la masa de pan. Uno comienza a amasar la masa de pan empujando en la pila y ligeramente hacia abajo con el talón de la mano.

Una vez que el talón de la mano ha alcanzado el lado más alejado de la pila, la masa se dobla por la mitad y se gira de un sexto a un cuarto alrededor. El proceso, incluido el plegado y la rotación, se repite.

Este es el proceso real de amasar. Es necesario amasar la masa de pan durante el tiempo que dice la receta. Para muchas masas a base de levadura, el tiempo de amasado es de 10 a 20 minutos. Este período de tiempo permite que se desarrolle el gluten en el pan.

Este desarrollo de gluten es lo que causa el interior aireado y esponjoso del pan. Es importante amasar la masa de pan de manera que las hebras de gluten se estiren pero no se rompan. Esto significa que la masa debe doblarse y estirarse con las manos en lugar de separarse.

También es importante mantener la harina cerca al amasar porque, si la masa es demasiado pegajosa, es posible que necesite más harina para manipular. La harina también se puede usar para cubrir las manos para que la masa no se pegue a ellas. Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.

¿Cuánto tiempo se tarda en amasar el pan?

Pero si la masa de tu pan aun está grumosa y poco elástica, amasa un par de minutos más. O cubrela con un paño en el propio bol y dejala reposar 10 minutos y luego amasa otro minuto o minuto y medio. El reposo es una especie de ‘autoamasado’.

You might be interested:  Cuando Se Hace La Cena Navideña?

¿Por qué usar una amasadora de pan?

¿Qué tipos de amasado podemos realizar? – Podemos distinguir entre el amasado con amasadora o el manual. Si tenemos una amasadora como Kitchen Aid , es perfecta. Nos permitirá mezclar con la pala a velocidad baja 1-2, y tras obtener una masa cohesionada y homogénea, amasar con el gancho amasador , que lo que hace es retorcer la masa para desarrollar el gluten, darle elasticidad y llenarla de aire. Como Amasar Pan A este respecto hay que tener en cuenta que por mucho que coloquemos el gancho amasador y encendamos el motor, el amasado no empieza hasta que la masa queda enganchada al gancho. El tiempo de amasado en la amasadora suele ser más corto que si seguimos una técnica manual, porque la amasadora es más enérgica y capaz de mantener la intensidad constante, lo que nuestros brazos no. Las amasadoras ahorran mucho tiempo , ya que te permiten realizar otras tareas mientras tu pan se amasa.

Yo preparo pan todas las semanas, y hay días que o bien no me apetece amasar o no tengo el tiempo suficiente, lo que suele ser muy habitual, pero sin embargo me apetece disfrutar de mi pan casero. En este caso Kitchen Aid es mi ayudante particular.

Pero si te gusta sentir la masa en tus manos y aprender con ella, o aún no dispones de una amasadora tipo Kitchen Aid , debes saber que existen dos tipos principales de amasado manual , en función del tipo de masa que hayamos obtenido: El amasado tradicional para una masa menos hidratada, que será una masa agradable y sobre todo fácil de amasar, no se nos pegará excesivamente a las manos.

¿Cómo hacer una masa de pan?

Uno de los pasos más importantes para dominar la cocción del pan es cómo amasar la masa de pan. La técnica es relativamente fácil. Implica comprimir la masa debajo de las palmas y empujarla. Una vez que se ha hecho un pase limpio a través de la bola de masa, se gira y se repite el proceso.

  1. Esto se hace por un período de tiempo generalmente recetado por la receta del pan;
  2. Si el pan no se amasa, creará un bulto denso no comestible o un montón de migas cocidas de manera desigual cuando se hornee;

Lo primero que debe hacer al prepararse para amasar la masa de pan es preparar la superficie. La superficie de amasado debe ser dura y segura para que no se deslice debido a la cantidad de presión que se le aplica. La superficie también debe tener harina espolvoreada para que la masa no se pegue.

  1. La masa de pan se debe colocar en el centro del área de amasado y formar una bola o pila suelta, dependiendo de la consistencia;
  2. Si es necesario agregar ingredientes húmedos, se debe formar un pozo en el centro de la masa y colocar los ingredientes dentro de ella;

Las paredes alrededor de los ingredientes se empujan hacia el centro hasta que el líquido se incorpore parcialmente a la masa y no salga de la superficie. Una vez que la masa está en una pila cohesiva, es hora de comenzar a amasar la masa de pan. Uno comienza a amasar la masa de pan empujando en la pila y ligeramente hacia abajo con el talón de la mano.

  1. Una vez que el talón de la mano ha alcanzado el lado más alejado de la pila, la masa se dobla por la mitad y se gira de un sexto a un cuarto alrededor;
  2. El proceso, incluido el plegado y la rotación, se repite;
You might be interested:  Como Conservar Una Hamburguesa Ya Preparada?

Este es el proceso real de amasar. Es necesario amasar la masa de pan durante el tiempo que dice la receta. Para muchas masas a base de levadura, el tiempo de amasado es de 10 a 20 minutos. Este período de tiempo permite que se desarrolle el gluten en el pan.

Este desarrollo de gluten es lo que causa el interior aireado y esponjoso del pan. Es importante amasar la masa de pan de manera que las hebras de gluten se estiren pero no se rompan. Esto significa que la masa debe doblarse y estirarse con las manos en lugar de separarse.

También es importante mantener la harina cerca al amasar porque, si la masa es demasiado pegajosa, es posible que necesite más harina para manipular. La harina también se puede usar para cubrir las manos para que la masa no se pegue a ellas. Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia.

¿Cómo hacer un amasado?

Descargar el PDF Descargar el PDF El amasado sirve para que el gluten se desarrolle y contribuya a distribuir uniformemente los gases producidos por la levadura. Ello crea las condiciones necesarias para producir un pan a base de levadura poroso y esponjoso, en otras palabras delicioso. Sigue leyendo para que aprendas a amasar como un profesional.

  1. 1 Prepara la superficie para amasar. Lo más fácil será amasar en una superficie plana que llegue a la altura de la cintura. Para preparar la superficie, la mesa u otra área de trabajo estable para amasar, límpiala con agua tibia y jabonosa, luego sécala por completo con un paño. Espolvorea harina sobre la superficie seca para que la masa no se pegue a la hora de amasar.
    • Algunas recetas indicarán que tendrás que amasar dentro de un tazón. En este caso, se supone que sólo habrá que amasar durante un minuto o dos. Para las recetas que requieran un periodo de amasado de más de tres minutos, ten pensado emplear una superficie plana.
    • Si no quieres amasar directamente sobre la parte superior de la mesa o superficie, podrás cubrir el área de trabajo con papel para hornear espolvoreado de harina. También existen superficies antiadherentes especiales diseñadas para facilitar el amasado de venta en tiendas de repostería.
  2. 2 Combina los ingredientes para la masa. Emplea la cantidad de ingredientes indicada en la receta que vayas a usar. Los ingredientes básicos para la masa normalmente son: harina, levadura, sal y agua. Mezcla bien los ingredientes con una cuchara de palo para preparar el amasado.
    • Si las paredes del tazón aún tienen restos de harina pegada, querrá decir que la masa todavía no se podrá amasar. Sigue revolviendo con una cuchara hasta que todos los ingredientes estén combinados.
    • Si te cuesta mover la cuchara de palo por la masa, querrá decir que está listo.
  3. 3 Echa la masa en la superficie de trabajo. Échala del tazón directamente a la superficie plana que hayas preparado. Deberá ser una bola pegajosa y suelta. La masa estará lista para amasarse.
  1. 1 Lávate las manos antes de amasar. Este proceso exige que manipules la masa directamente, por eso lávatelas y sécatelas bien antes de comenzar. Quítate los anillos y otro tipo de joyas que podrían llenarse de masa, y remángate para que las mangas no queden pegajosas. Debido a que trabajarás con una superficie enharinada, deberás proteger tu ropa con un mandil.
  2. 2 Apila la masa. Al principio, cuando pongas tus manos en la masa, estará pegajosa y será difícil de juntar. Continúa trabajando la masa con tus manos, forma una bola, aplástala y dale forma. Sigue haciéndolo hasta que la masa ya no esté pegajosa y sea posible darle forma de bola sin que se haga pedazos.
    • Si la masa no parece dejar de estar pegajosa, espolvorea más harina sobre la superficie y trabájala en la masa.
    • Podrás echarle un poco de harina a tus manos para que la masa no se pegue mucho.
  3. 3 Golpea la masa. Presiona la masa con las bases de las manos, empuja ligeramente hacia adelante. A esto se le llama “golpear” la masa y ayuda a que el gluten empiece a activarse. Continúa haciéndolo hasta que la masa esté ligeramente elástica.
  4. 4 Amasa. Dobla la masa a la mitad y empuja hacia delante las bases de las manos para presionarla hasta que esté plana. Voltea ligeramente la masa, dóblala y presiónala de nuevo con las bases de las manos. Repite durante 10 minutos o según lo indique la receta.
    • El proceso de amasado deberá ser rítmico y constante. No amases muy lentamente; manipula cada parte de la masa rápidamente y nunca dejes que repose demasiado tiempo entre vueltas.
    • Una actividad física de 10 minutos es muy larga como para repetirla. Si te cansas, pídele a alguien más que siga con el proceso de amasado.
  1. 1 Toma en cuenta la textura. Al principio, la masa estará pegajosa y con grumos, pero después de 10 minutos de amasado deberá verse brillante y suave. Deberá sentirse pegajosa y elástica al tacto. Si queda algún grumo o partes pegajosas, continúa amasando.
  2. 2 Comprueba si la masa retiene su forma. Dale forma de bola y déjala caer en la superficie de trabajo. ¿La forma de bola se mantuvo intacta ? Si la masa está lista, deberá mantener su forma.
  3. 3 Pincha la masa. A medida que se le amasa, la masa se volverá más firme, así como cuando al enrollar un resorte hace que enrollarlo sea más difícil. Pincha un poco la masa entre tus dedos. Si está lista, la sentirás como el lóbulo de la oreja. Cuando la pinches, deberá adoptar su forma original.
  4. 4 Continúa con la receta. La mayoría de recetas te indicará que dejes que la masa se eleve en un lugar tibio durante algunas horas después de terminado el primer amasado. Cuando haya duplicado su tamaño, es probable que necesites golpear la masa y amasarla durante algunos minutos más, luego deja que se eleve de nuevo antes de hornearla.
    • Si la has amasado hasta que esté firme, elástica y brillante, el pan tendrá una corteza crujiente y el interior estará suave y masticable.
    • Si no la has amasado lo suficiente, el pan saldrá duro, denso y un poco plano.