Qué Hacer Cuando El Pollo Huele Mal?

Qué Hacer Cuando El Pollo Huele Mal
Descargar el PDF Descargar el PDF Tratar de preparar la cena es bastante difícil si tienes hambre, estás apurado y todavía tienes que asegurarte de que el pollo esté bueno. Todos sabemos que cuando el pollo se echa a perder, si alguien lo come puede terminar enfermándose. No solo el pollo crudo, el pollo cocido también te puede enfermar. Sin embargo, ¿qué pasa si tienes un pollo congelado? Existen muchas formas de revisar si el pollo está bueno y solo tienes que usar tus sentidos de la vista, el tacto y el gusto.

  1. 1 Revisa un cambio en el color. Cuando está fresco, el pollo crudo debe tener un color rosa y carnoso. Cuando empieza a echarse a perder, el color se torna gris. Si el color del pollo empieza a verse más opaco, entonces debes usarlo antes de que se eche a perder. Ya cuando empieza a verse más gris que rosa, es demasiado tarde.
    • El color pollo crudo puede variar de apariencia, puede desde lucir gris hasta tener manchas amarillas que no son la piel.
    • Si empiezas a cocer un pollo echado a perder continuará viéndose opaco y no se tornará tan blanco.
  2. 2 Huele el pollo. El pollo crudo que ya se echó a perder tiene un olor muy potente. Algunos lo describen como un olor “amargo”, mientras que otros dicen que huele a amoníaco. Si el pollo empieza a tener un olor desagradable o muy fuerte, es mejor tirarlo.
    • El pollo puede empezar a oler mal mientras se está cociendo, es mejor tirarlo si su olor es desagradable.
  3. 3 Siente el pollo. ¿Está viscoso? La prueba del tacto es un poco más difícil que la del color o la del olor ya que el pollo en sí es un poco viscoso. Si esa sensación viscosa permanece aún después de enjuagar el pollo en agua, entonces es muy probable que esté echado a perder. Anuncio
  1. 1 Revisa si tiene una capa de hielo. Si hay una capa gruesa de hielo sobre el pollo, entonces ya no está bueno. La capa de hielo en el pollo estará gruesa si tiene mucho de tiempo de congelado. Un pollo bien congelado no tendrá una capa gruesa de hielo. Si el hielo es blanco, entonces el problema puede estar en tu congelador.
  2. 2 Revisa si no tiene quemaduras por el congelador. Las quemaduras por el congelador lucen como marcas blancas en el pollo, y no es la grasa. Estas marcas son más duras que la piel de alrededor y están un poco abultadas.
    • Aunque no te hará daño si te comes el pollo así, no sabrá tan bien.
  3. 3 Analiza el color. Es más difícil revisar el color del pollo congelado. El color se verá raro, similar al pollo crudo o cocido, con un toque medio gris o amarillo de la grasa. Si tiene un tono gris oscuro, entonces ese pollo debe ir en la basura. Anuncio
  1. 1 Huele el pollo. La prueba del sabor también funciona para los pollos cocidos al igual que si estuviera crudo, aunque a veces es más difícil distinguir el mal olor debido a las especias y demás condimentos que pueden cubrir el olor.
    • Si el pollo huele a huevos podridos o a sulfuro, entonces está echado a perder.
  2. 2 Revisa los cambios en el color, de ser posible. A veces esto no es posible si el pollo está empanizado o si el color fue alterado debido al glaseado o al marinado. Si el pollo que estaba blanco empieza a lucir gris, entonces ya no es seguro comerlo.
  3. 3 Revisa que no tenga moho. El moho es una de las señales más obvias de que el pollo está echado a perder. Si empieza a crecer una capa verde o negra en el pollo, entonces ya se echó a perder y necesitas tirarlo de inmediato. Incluso el olor del pollo puede hacerte enfermar.
  4. 4 Prueba el pollo antes de tragártelo. Si no estás seguro de si te lo puedes comer o no, pero no quieres que se desperdicie, puedes morder un pedacito. En lugar de masticarlo y de tragártelo de inmediato, pausa y analiza cuidadosamente el sabor.
    • Si no sabe bien o está un poco agrio, entonces escúpelo y tira el resto.

    Anuncio

  1. 1 Revisa la fecha de “Vender antes de”. Esta fecha por sí sola no es una buena indicación de si el pollo crudo está bueno o no ya que esta fecha solo indica hasta qué fecha puede venderse a los consumidores. En lugar de depender de esa fecha, es mejor usarla solamente como un medio para confirmar si el pollo que sospechas está echado a perder realmente lo está.
    • Si compraste un pollo fresco y refrigerado en una tienda y después lo congelaste, este puede durar hasta 9 meses después de la fecha de “Vender antes de”, siempre y cuando haya estado fresco cuando lo compraste.
  2. 2 Revisa qué tan bien estaba empacado el pollo. El pollo se echa a perder con mayor rapidez cuando está expuesto al aire y es más probable que un pollo mal empacado esté echado a perder.
    • El pollo debe estar almacenado en contenedores herméticos y poco profundos o en bolsas para congelar de uso rudo.
    • También se puede envolver fuertemente en papel aluminio o en plástico.
    • Por ejemplo: para que permanezca bueno, el pollo entero lo debes cortar en pequeños pedazos y el relleno se debe eliminar antes de refrigerarlo o congelarlo.
  3. 3 Averigua dónde y por cuánto tiempo estuvo almacenado el pollo. También depende de cómo almacenaste el pollo. Después que transcurran estos periodos de tiempo, existe una gran probabilidad de que el pollo esté echado a perder.
    • En el refrigerador, el pollo crudo debe usarse en uno o dos días, mientras que el pollo cocido puede durar hasta 3 o 4 días.
    • En el congelador, el pollo cocido puede durar hasta 4 meses mientras que el pollo crudo puede durar hasta un año.

    Anuncio

¿Qué pasa si el pollo tiene mal olor?

Si el pollo está crudo – Hay cuatro grandes aspectos a observar para saber si el pollo está malo antes de cocinarlo:

  • La textura. Si es viscosa o babosa es momento de tirarla.
  • El color. Debe ser rosado, casi blanquecino, o algo amarillento en su defecto. Si tiene un color grisáceo, es mejor evitar consumirlo
  • El olor. Si se nota un olor fuerte, como a amoníaco, y desagradable, es indicativo de que la carne está en mal estado.
  • Presencia de moho. Es el indicio más aparente y fácil de detectar.

Si el pollo crudo presenta un color grisáceo es mejor no comerlo. Pinterest.

¿Cómo saber si el pollo está en mal estado?

3) Tocar – La carne de pollo fresca tiene una textura firme , mientras que, en el pollo en mal estado, el pellejo se desprende fácilmente, y la carne tiene una textura viscosa, con exceso de “baba”, o se siente pegajosa o muy blanda. Qué Hacer Cuando El Pollo Huele Mal Sentir el pollo con las manos también sirve para identificar si está fresco o pasado. Recuerda que el pollo tiene que cocinarse completamente , y que es mejor no lavarlo, para evitar la contaminación cruzada. No olvides, además, lavarte bien las manos, antes y después de manipular pollo, al igual que todos los implementos que uses durante su preparación: cuchillos , tablas , recipientes. ccc Qué Hacer Cuando El Pollo Huele Mal Los pollos de avícolas o supermercados tienen fecha de vencimiento. Si te gustó esta nota, no dejes de leer estas otras:

  • ¿Los pollos tienen hormonas artificiales?
  • ¿Cómo verificar si un huevo está fresco?
  • Tips para seleccionar pescados y mariscos

¿Cómo se ve el pollo con salmonella?

‘Además, sus ojos son brillantes, la carne es firme y los muslos musculosos’. En cambio, el pollo en mal estado emite un olor agrio, su piel tiene un color tirando a grisáceo o verdoso y, en lugar de presentar una carne tersa y brillante, presenta una suerte de baba pegajosa gruesa de la que deberíamos desconfiar.

¿Qué hacer para quitar el mal olor de la carne?

Cuando la carne permanece en el frigorífico varios días, puede adquirir un olor diferente, pero aun así es apta para el consumo. Ademas, hay tipos de carne con olores específicos, pero esto no significa que están en mal estado. En éstos casos hay maneras para eliminar los olores que no agradan y preparar nuestros platos favoritos, como el chomlek, sin preocuparnos que van a estropear el sabor de la comida.

  • En éste articulo no hablamos de olores fuertes a podrido;
  • Si la carne está mala también se presentan otras indicaciones como cambio de color y textura ,y sin lugar a duda nos tenemos que deshacer de ella;

Si planeáis cocinar una carne que presenta olor (como cordero, cabra o carne de caza por ejemplo) y la receta indica que se tiene que hervir previamente, entonces podéis cubrir de agua, introducir uno o dos trocitos de carbon activo y llevar a ebullición.

Esto eliminara los olores extraños de la carne. Otra opción es, marinar en agua salada (con vinagre opcional) y muchas especias , después añadir en el cocido mas ingredientes aromáticos como cebolla y ajo.

Otro truco para eliminar olores de la carne es cortarla en trozos y sumergir en alcohol, después dejar que hierva pocos minutos. Cuando el alcohol se vapore, seguir con la receta de la manera habitual. De éste modo, no solo se quitaran los olores no deseados ,sino también la comida obtendrá un buen e irresistible sabor.

¿Cómo quitar las bacterias del pollo?

¿Cómo desinfectar la carne de pollo?

Cómo lavar y desinfectar el pollo – Como bien lo mencionamos no es necesario lavar el pollo , ya que de acuerdo a la alerta emitida por los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), esta acción puede incentivar la propagación de algunos microbios a otros alimentos o utensilios de cocina, por lo que una de las formas más eficaces de desinfectarlo era cocinarlo de la forma correcta.

  • Y es que una de las prácticas más comunes es poner el pollo bajo el chorro del agua para “lavarlo”, sin embargo, esto solo provoca que las bacterias se propaguen en alimentos que aún no se han preparado, aumentando la posibilidad de una intoxicación alimentaria, sobre todo si después de hacerlo se tocan otros alimentos que generalmente se consumen crudos como las ensaladas o hasta algunas frutas;

Limpia el lugar de trabajo Si vas a limpiar un pollo, debes asegurarte de primero limpiar y desinfectar de forma correcta el área en que vas a hacerlo, de preferencia lejos de otros alimentos que aún no vayas a cocinar. Retira todos los instrumentos como cuchillo u objetos personales como el celular.

Cubre la superficie Ya sea que utilices una base como una tabla para picar de madera o plástico e incluso que vayas a hacerlo sobre una superficie plana, cubre la zona que vayas a utilizar con un poco de papel de cocina, ya que estás evitarán que los jugos del pollo se dispersen por la superficie en la que vayas a trabajar.

Descongela de forma adecuada Si compras pollo del día, puedes proceder a limpiarlo, de lo contrario y si tienes producto congelado, permite que este se descongele por completo. La mejor forma de hacerlo es colocar dentro del refrigerador (no congelador) y dejar reposar toda la noche o bien, coloca el pollo envuelto en una bolsa (o la bolsa de fábrica), dentro de un recipiente limpio con agua fría.

No olvides dejar caer un poco de agua fresca dentro del recipiente cada media hora y sobre todo recuerda que debes cocinar justo después de descongelar. Retira la bolsa  En caso de que el pollo esté empaquetado, con cuidado retira la bolsa, así como algunos hilos que hagan que se mantenga junto.

Intenta hacerlo dentro de la misma bolsa para que todos los jugos caigan en la misma y las zonas cercanas no se contaminen. Usa papel  Si necesitas limpiar pollo del día, hazlo con ayuda de papel de cocina húmedo y dando ligeros golpes sobre la superficie que quieras limpiar.

  • Elimina las toallas de inmediato y de preferencia en el bote de basura que se encuentra fuera de casa;
  • Inmediatamente después, lávate las manos con agua y jabón por al menos 20 segundos para eliminar las bacterias de tus manos y que evites propagarlas en otras zonas;

Después limpia y desinfecta la zona que usaste para limpiar el pollo y vuelve a lavar tus manos de la forma indicada. Cocina el pollo de inmediato y listo.

¿Cómo quitar un olor muy fuerte?

¿Cuánto dura un pollo crudo en el refrigerador?

La carne de pollo cruda puede conservarse en el frigorífico de uno a dos días, según recoge la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.

¿Cuánto dura el pollo en el refrigerador sin congelar?

El pollo es uno de los alimentos que más consumimos y a la vez más riesgo tiene al manipularse, especialmente en la época de verano. El pollo siempre tiene que estar en la nevera o congelador , es decir, necesita frío para que se conserve en buen estado.

Hay que evitar dejarlo fuera tanto en crudo como cocinado si no se va a consumir en el momento. Aquí llega la gran duda: ¿Cúanto tiempo aguanta el pollo en la nevera después de comprarlo? Según Lluis Riera, experto en seguridad alimentaria en SAIA, lo más recomendable es seguir las fechas que indica el fabricante si se trata de pollo envasado , con una atmósfera modificada, que añadiendo gases permiten alargar la duración.

Normalmente suele ser de 2 a 3 días. En cambio el pollo no envasado tiene que consumirse en un máximo de 2 días. Congelar el pollo es una buena idea. Es importante congelarlo lo antes posible, no esperar a que se encuentre en malas condiciones en nuestra nevera.

¿Cómo se lava el pollo antes de cocinar?

‘La carne no se tiene que lavar, puesto que, al hacerlo, las bacterias se pueden dispersar por la pica, los enseres o el mármol de la cocina y provocar una contaminación’ La única manera segura de eliminar las bacterias es cocinar el pollo a una temperatura adecuada.

¿Cómo sacar el olor a pollo podrido de la heladera?

Elementos que sirven para absorber el mal olor en la heladera – Los productos de limpieza son efectivos en sacar el mal olor. Pero también podés usar productos caseros para aprender cómo sacar el olor feo de la heladera. Conocelos:

  • Bicarbonato de sodio. Es uno de los productos caseros más efectivos en la limpieza del hogar. Metelo en un recipiente para absorber los malos olores y dejalo algunas horas dentro de la heladera.
  • Jugo de limón. Su contenido ácido es un excelente limpiador natural y cuenta con propiedades anti-bacterianas. Solo tenés que colocar un vaso con el jugo para absorber los olores.
  • Naranja o limón. Colocalos partidos por la mitad. Los cítricos ayudan a neutralizar y a eliminar olores fuertes de la heladera.
  • Café molido o en granos. Agregá un vaso con los granos o con el café molido y en unos días los olores desaparecerán.
  • Vanilla. Empapá un trozo de algodón con la esencia de vainilla y luego metelo en la heladera.
  • Avena. Colocá una taza llena de avena, así absorberá el olor en algunas horas.
  • Pan duro. Poné un plato con pan duro en la heladera. El alimento absorberá los malos olores.
  • Vinagre blanco. Ponelo en una taza y dejalo unos días hasta que los olores desaparezcan.
  • Carbón vegetal. Colocá un trozo de carbón dentro de una taza y listo. El mal olor desaparecerá.

¿Cómo lavar el pollo con cloro?

Los pollos lavados con cloro son una de las mayores preocupaciones actuales referentes al consumo de su carne. Los pollos lavados con cloro son una de las mayores preocupaciones actuales referentes al consumo de su carne. Hace poco se desató una controversia al respecto y es que aún no se conocen todos los impactos que implica para la salud humana y los que sí se conocen son subestimados.

¿QUÉ ES?: Es un proceso de desinfección de los cadáveres de los pollos para consumo. Consiste en rociarlos, sumergirlos o lavarlos en agua que contiene cloro para matar bacterias potencialmente dañinas como la E.

coli, la campylobacter y la salmonela en la carne. El proceso conocido por la industria como tratamiento de reducción de patógenos usando hipoclorito de sodio, hipoclorito de calcio, dióxido de cloro o el gas cloro ha sido prohibido por la Unión Europea debido a preocupaciones de seguridad alimentaria.

  • ¿Y EN MÉXICO?: Recientemente se desató nuevamente la polémica respecto al pollo clorado a nivel mundial;
  • La EU y Canadá tienen prohibida la importación de este producto, lo cual resulta problemático pues Brasil y los Estados Unidos son los principales exportadores de pollo a nivel mundial y en EE;

UU. es una práctica estandarizada y legal. En México hay poca información y mucho hermetismo respecto al pollo clorado pero lo que sí sabemos es que somos el principal importador de carne de pollo de EE. UU. y que Rusia vetó temporalmente hace una década a nuestro país y al país vecino como exportadores de pollos por la cloración.

En la conferencia de prensa del 30 de enero del 2020, la Secretaría de Economía aseguró que todo el pollo importado pasa por revisiones sanitarias y que, como el resto de los productos importados, este cuenta con las medidas de sanidad y seguridad necesarias.

Sin embargo no se negó ni abundó al respecto de la aplicación de esta práctica en el producto nacional e importado, tampoco sobre cuál es el proceso de desinfección que se está utilizando en el país. ¿ES PERJUDICIAL PARA LOS HUMANOS?: Los datos de la Comisión Europea indican que una persona tendría que comer el 5 por ciento de su peso corporal de pollo lavado con cloro en un día para estar expuesto a niveles dañinos de clorato, un subproducto del cloro.

  • Así que para una persona de 70 kilos, tendrían que comer 3;
  • 5 kilos de pollo;
  • El problema es que realmente no no se sabe cuánto clorato está presente, en promedio, en el pollo que ha sido lavado con cloro;

Además, en 2008, el Consejo Europeo rechazó una propuesta de la Comisión Europea para permitir el uso de pollo lavado con cloro, diciendo que puede “conducir a la formación de compuestos cloro-orgánicos, varios de los cuales son persistentes, bioacumulables o cancerígenos”.

Es decir, los compuestos son difíciles de eliminar, tienen tendencia a acumularse con el tiempo cuando se consumen repetidamente y pueden causar cáncer. ¿Y PARA EL MEDIO AMBIENTE?: La decisión del Consejo Europeo de 2008 también estableció que el pollo lavado con cloro “puede suponer un riesgo para el medio ambiente acuático, la salud del personal que trabaja en los sistemas de aguas residuales y el funcionamiento y rendimiento de los sistemas de alcantarillado y/o plantas de tratamiento de aguas residuales”.

¿SIRVE? : Una investigación realizada en 2014 por la organización independiente sin fines de lucro, Consumer Reports, encontró que el 97 por ciento de las 300 pechugas de pollo que analizó en todo Estados Unidos contenían bacterias dañinas como E. coli, campylobacter y salmonela.

Además, más de la mitad de las muestras contenían materia fecal y al menos una bacteria resistente a tres o más antibióticos comúnmente prescritos. ¿QUÉ HAY DE LOS POLLOS ORGÁNICOS?: En la Guía del USDA para la Certificación Orgánica de Aves de Corral dice: “El agua utilizada en contacto directo post-crianza para el lavado de huevos o canales puede contener materiales de cloro a niveles aprobados por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) o la Agencia de Protección Ambiental para tal fin”.

En otras palabras, sí, los pollos considerados orgánicos provenientes de EE. UU. podrían haber sido lavados con cloro. Con la salud humana y las preocupaciones ambientales, no es de extrañar que los pollos lavados con cloro hayan sido prohibidos en la UE. ¿Por qué en algunos países se permite una práctica tan controvertida? Los defensores de este método podrían argumentar que es para proteger al consumidor de las bacterias dañinas, pero por estudios sabemos de su ineficacia.

  1. ¿Podría esto ser sólo una estratagema para evitar costosas prácticas de mayor bienestar? Cuando el dinero está en la mente, hay poco espacio para preocuparse por los demás;
  2. LA REALIDAD: Primero, ¿por qué se necesita este proceso antinatural? Probablemente tiene que ver con las horribles condiciones en las que viven los pollos criados para carne;

Decenas de miles de pollos están confinados en cobertizos con muy poco espacio, con aire viciado y sin poder realizar comportamientos naturales para promover su bienestar. Estas jóvenes y sensibles aves son criadas para crecer tan rápido que se convierten en prisioneras en sus propios cuerpos, a menudo incapaces de caminar y viviendo con dolor crónico.

Y debido a que no hay un estándar establecido para la limpieza del sustrato en el que viven, el amoníaco de la orina y las heces cubren el suelo y causan quemaduras en el estómago y las patas de los pollos.

Durante las investigaciones encontramos aves muertas y moribundas entre las vivas. Nada de cómo se crían estos animales es sanitario. ¿CÓMO EVITAR LOS PELIGROS DEL POLLO CLORADO? : La mejor manera de protegerse de las bacterias dañinas y ayudar a los pollos es evitar el consumo de su carne.

  • Sin embargo, también debemos exigir que los estándares de higiene y bienestar animal sean elevados en vez de tratar de erradicar estos patógenos de la carne del animal muerto, y lo estamos haciendo;
  • Empieza hoy mismo a protegerte y a tu familia;

¿No sabes cómo sustituir la carne en tu alimentación? Te invitamos a conocer Love Veg México , nuestro proyecto gratuito con deliciosas recetas mexicanas que te acompaña para facilitarte comer mejor. ¡Suscríbete ahora mismo!.