Como Calentar Una Hamburguesa De Mcdonalds?

Como Calentar Una Hamburguesa De Mcdonalds

Descargar el PDF Descargar el PDF Las hamburguesas con queso que sobran después de una comida constituyen una opción deliciosa para el almuerzo y la cena, pero no saben tan frescas después de una noche en el refrigerador. Para recalentar una hamburguesa con queso, el truco es desmontar la hamburguesa y calentar la carne y el panecillo por separado antes de volver a juntarlos. Puedes obtener una hamburguesa con queso deliciosa y caliente en cuestión de minutos mediante el uso de un microondas, horno o estufa.

  1. 1 Deja reposar la hamburguesa a temperatura ambiente durante 10 minutos. Coloca toda la hamburguesa con queso sobre un mostrador o mesa y deja que se adapte a la temperatura del ambiente. Esto hará que sea más fácil que la hamburguesa permanezca a una temperatura uniforme y constante durante el proceso de recalentamiento.
    • Asegúrate de no dejar la carne afuera durante más de 2 horas; de lo contrario, podría estropearse.
  2. 2 Separa el contenido de la hamburguesa sobre una superficie plana. Colócala sobre una tabla de cortar o un papel absorbente y separa los elementos de la hamburguesa encima. Divide el contenido de la hamburguesa en diferentes pilas: los panecillos, la carne de la hamburguesa, los ingredientes y los condimentos. Cuando vayas a comer la hamburguesa, no te agradará la idea de morder alguna verdura caliente.
  3. 3 Raspa el queso y los condimentos para quitarlos de la carne y los panecillos utilizando un cuchillo de mesa. Puedes dejar un poco, pero deberás retirar la mayor parte de estos. De todos modos, la hamburguesa tendrá un sabor mucho más fresco y delicioso si agregas nuevos condimentos. Dejar el queso sobre la carne no cambiará la manera en la que se recaliente la hamburguesa, pero podría derretirse durante el proceso de calentamiento.
    • Considera la opción de tener algunas rebanadas de queso americano a la mano.
  4. 4 Examina las verduras y otros ingredientes para comprobar si están frescos. La lechuga y los tomates tienden a humedecerse durante el almacenamiento, por lo que es posible que tengas que desecharlos. Los pepinillos, la cebolla, el tocino y otros ingredientes con un menor contenido de agua tienden a no sufrir alteraciones y se pueden guardar.
    • Si deseas que la hamburguesa tenga el sabor más fresco posible, considera la opción de agregar rodajas frescas de tomate, lechuga y cebollas.

    Anuncio

  1. 1 Coloca la hamburguesa en un plato apto para el microondas. Utiliza un plato apto para el microondas o una hoja de papel absorbente para recalentar la hamburguesa. Asegúrate de colocar la hamburguesa en el centro del plato para que la hamburguesa se caliente en su totalidad.
    • Mira en la parte inferior de la bandeja o plato para localizar una etiqueta que indique que se puede colocar en el microondas.
  2. 2 Calienta la carne en el microondas durante un lapso de entre 1 y 2 minutos usando un ajuste de potencia baja. Coloca la carne en el microondas y cierra la puerta antes de comenzar a recalentar la carne. Puesto que la carne ya se encuentra cocinada, asegúrate de utilizar la opción para recalentar o configura el microondas en una potencia baja (por ejemplo, 30 %) para que no termines por cocinar nuevamente la hamburguesa con queso.
    • La cantidad exacta de tiempo puede variar dependiendo del espesor de la carne de la hamburguesa y la potencia del microondas. Revisa el manual del usuario de tu microondas para ver si incluye los tiempos recomendados de recalentamiento.
  3. 3 Toca la carne para ver si está tibia. Toca la carne con un solo dedo para ver qué tan caliente se encuentra. Si la hamburguesa se siente caliente al tacto, entonces la puedes retirar del microondas. Si la carne está fría o simplemente tibia, considera la posibilidad de calentarla durante un poco más de tiempo.
  4. 4 Recalienta la carne según sea necesario, en incrementos de 30 segundos. Trata de calentar la carne durante un mínimo de 30 segundos si aún no ha alcanzado la temperatura deseada. Si la hamburguesa se encuentra particularmente fría, intenta recalentarla durante otros 30 segundos. Si ya se ha alcanzado la marca de 1 minuto pero la carne aún se siente fría al tacto, continúa recalentándola en intervalos de 10 segundos.
    • Si deseas agregar un trozo de queso fresco, colócalo encima de la carne y calienta ambos en el microondas durante otros 10 segundos.
  5. 5 Calienta los panecillos de hamburguesa durante 60 segundos utilizando un ajuste de menor potencia. Envuelve los panecillos en papel absorbente ligeramente húmedo y caliéntalos a una potencia de entre 30 y 50 % en el microondas. Recalienta los panecillos durante 60 segundos y observa si se encuentran lo suficientemente tostados para acompañar a la hamburguesa.
    • Apunta a que los panecillos de hamburguesa se encuentren tibios, y no calientes.
  6. 6 Vuelve a juntar el contenido de la hamburguesa. Toma la carne de hamburguesa que se encuentra tibia y deslízala entre los panecillos recalentados. Si vas a volver a utilizar algún ingrediente, tal como rodajas de tomate y cebolla, colócalos ahora, o si no, toma unas rodajas frescas del refrigerador y colócalas en la hamburguesa. Anuncio
  1. 1 Precalienta el horno a 200 grados Celsius (400 grados Fahrenheit). Esta temperatura es importante, ya que calentará las hamburguesas rápidamente sin cocerlas excesivamente en el proceso. Es importante hacerlo de antemano de manera que el horno se encuentre precalentado para el momento en que hayas preparado la carne de la hamburguesa.
  2. 2 Coloca la hamburguesa en la parte superior de una parrilla metálica y colócala en el horno. Toma una parrilla metálica de cocción y coloca la carne en la parte superior de la misma. Desliza la parrilla metálica sobre un recipiente de cocción amplio o sartén para hornear, de manera que ningún tipo de grasa sobrante de la carne caiga en el suelo del horno.

    Si la carne de la hamburguesa es particularmente gruesa, intenta detener el ciclo del microondas y voltea la hamburguesa. Añade más condimentos si los prefieres (por ejemplo, salsa de tomate, mayonesa, mostaza, etc.

    Una vez que hayas montado la parrilla y el recipiente de cocción, prosigue y colócalos en el horno.

    • Si vas a usar una sartén para hornear, considera la opción de forrarla con una lámina de aluminio para obtener una mayor protección.
    • Asegúrate de cerrar la puerta del horno después de introducir la carne.
  3. 3 Voltea la carne después de 3 minutos. Establece un temporizador durante 3 minutos y espera a que la hamburguesa se recaliente. Una vez que el temporizador se apague, toma un momento para darle la vuelta a la carne y asegurarte de que esta se esté calentando de manera uniforme en ambos lados.
  4. 4 Coloca los panecillos en la parrilla después de voltear la carne. Mientras tienes el horno abierto, continúa y coloca los panecillos de la hamburguesa en la parrilla, colocándolos al lado de las hamburguesas volteadas. Mantén la luz del horno encendida para asegurarte de que los panecillos no se quemen en los últimos 2 minutos.
    • Si deseas derretir queso adicional sobre la carne, coloca una rebanada fresca encima de la hamburguesa durante el minuto o 2 minutos finales.
  5. 5 Espera otros 2 minutos antes de retirar la comida. Establece otro temporizador durante 2 minutos y espera a que la carne y panecillos se recalienten. De ser posible, enciende la luz del horno para que puedas vigilar más de cerca la comida y asegurarte de que nada se esté quemando.
    • Si todo sale bien, los panecillos de la hamburguesa con queso se verán tostados cuando los retires.
  6. 6 Combina la hamburguesa y la carne con otros condimentos e ingredientes. Coloca la carne calentada entre los panecillos tostados, y añade cualquier ingrediente adicional que hayas conservado de antes. Si no te sobran ingredientes, no dudes en tomar algo de lechuga y rodajas de tomate del refrigerador. Termina de montar la hamburguesa con queso añadiendo los condimentos de tu elección sobre la carne y panecillos. Anuncio
  1. 1 Coloca la hamburguesa en una sartén y añade agua del grifo. Coloca la hamburguesa en una sartén pequeña que pueda acomodar a la hamburguesa con facilidad. Vierte el agua suficiente como para cubrir el fondo de la sartén. Añade 120 ml (media taza) de agua, o la cantidad suficiente como para crear una capa delgada en el fondo de la sartén.
    • Asegúrate de tener una tapa que se adapte a la sartén, ya que la tapa será esencial para el proceso de recalentamiento.
    • De manera alternativa, puedes añadir un poco de caldo de pollo o vino blanco en lugar de agua para darle a la hamburguesa una dimensión adicional de sabor.
    • Dado que no se pueden recalentar los panecillos en la sartén, considera la opción de usar el microondas o el horno para calentarlos.
  2. 2 Cubre la carne y déjala cocer al vapor durante un lapso de entre 5 y 7 minutos. Coloca la sartén en la estufa y enciende la estufa en un nivel de fuego entre medio y alto. Asegura la tapa en la parte superior de la sartén antes de dejar la carne reposar durante un lapso de entre 5 y 7 minutos.
    • Al cubrir la sartén, permitirás que el vapor se acumule dentro. Este vapor será la fuente primaria de calor responsable de recalentar la carne.
    • Si deseas añadir una rebanada de queso fresco, retira la tapa y coloca el queso encima durante un lapso de entre 30 y 60 segundos. Mantén la tapa cerrada mientras el queso se derrite.
  3. 3 Retira la carne de la sartén y deja que repose durante 30 segundos. Retira la carne de la sartén y colócala en un plato previamente forrado con papel absorbente. Déjala reposar durante 30 segundos, ya que este tiempo de reposo permitirá que se escurra la mayor parte del exceso de agua. Después de esto, la hamburguesa se encontrará a una temperatura perfecta para comerla.
    • El líquido en la sartén se puede desechar a estas alturas. Espera hasta que la sartén esté un poco más fría antes de verter cualquier exceso de líquido en el fregadero.
  4. 4 Vuelve a montar la hamburguesa con los condimentos deseados. Toma la hamburguesa de queso y colócala entre los panecillos recalentados. A estas alturas, decide qué tipo de ingredientes y condimentos desearás agregar. Añade salsa de tomate, mostaza, mayonesa, pepinillos, cebollas, lechuga y tomate como mejor te parezca. Anuncio

¿Cuánto tiempo se calienta una hamburguesa en el microondas?

Si estás apurado o simplemente si no te apetece cocinar nada y quieres algo rápido y sencillo de hacer, una hamburguesa al microondas es una excelente alternativa, fácil y rápida que podrás llevar a cabo en pocos minutos. En este aparato es posible cocinar platos tan deliciosos como brownies de chocolate , pollo asado o flan casero , todo sin la necesidad de siquiera encender el horno. ¿Tentador no?, pues no te lo pienses más, sigue estos consejos que te damos en unComo.

com y descubre cómo cocinar hamburguesas en el microondas en menos de lo que piensas. Pasos a seguir: 1 Para cocinar hamburguesas en el microondas es recomendable que la carne esté previamente congelada, de este modo la cocción será mucho más efectiva.

Además deberás recordar que la apariencia no será igual que la de una hamburguesa realizada en la sartén o la barbacoa, sin embargo el sabor está igualmente bueno. 2 Lo ideas para realizar esta receta es que tu microondas tenga un programa de horneado, de esta forma conseguirás los mejores resultados sin que la carne quede gomosa.

  • Recuerda que es mejor que la hamburguesa esté tierna o a punto medio que demasiado cocinada, de esa forma quedará muy dura;
  • 3 Coloca la carne de hamburguesa en un plato y métela al microondas en el programa de horneado o grill a máxima potencia durante 3 minutos;

No te excedas en el tiempo pues corres el riesgo de que la hamburguesa se cocine demasiado comprometiendo el sabor. 4 Una vez transcurridos los 3 minutos deberás revisar la cocción, es importante que la hamburguesa esté hecha por dentro y tenga color por fuera.

Si aún no está en su punto deberás cocinar durante un minuto más, revisar y añadir otro minuto sucesivamente hasta que esté como deseas. 5 Una vez que la carne esté lista ya podrás preparar la hamburguesa a tu gusto con todos los ingredientes que más disfrutas.

Verás como en pocos minutos consigues disfrutar de este rico plato sin la necesidad de encender ni un solo fogón. Si deseas leer más artículos parecidos a Como cocinar una hamburguesa en microondas , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Recetas .

¿Cuánto tiempo hay que calentar una hamburguesa?

Las hamburguesas suelen asociarse injustamente con la comida rápida o basura, pero si se cocinan en casa, eligiendo productos saludables, de calidad, y evitando las salsas , se convertirán en un nutritivo alimento. Nada que ver con las grasientas hamburguesas, cocinadas con aceites de dudosa calidad, que suelen campar por los fast food.

Para cocinar la hamburguesa perfecta, y mucho más saludable que aquellas que normalmente se comen fuera, es preciso tener en cuenta una serie de pautas básicas relacionadas con los ingredientes y la preparación.

El mejor modo para cocinar una hamburguesa es con la sartén o parrilla eléctrica, pero nunca en la barbacoa. ¿Por qué? Como insiste George Motz , autor del libro y documental Hamburguer America , el jugo que desprende la carne es el mejor potenciador de sabor que puede tener la hamburguesa.

Esta especie de caldo de cocción evita asimismo que se tenga que utilizar una gran cantidad de aceite, pues bastará sólo con impregnar un poco la sartén y luego aprovechar el jugo. Si vamos a cocinar varias, este caldo podrá seguir aprovechándose sin necesidad de complementar con demasiado aceite.

Por supuesto, la carne ha de ser de vacuno, nunca de cerdo. Los mejores chefs recomiendan que la cantidad de grasa en cada hamburguesa no debe superar el 20%, pero sí es necesario que cuente con un cierto porcentaje de ella. Por tanto, las hamburguesas de carne magra deben evitarse, ya que con ellas no podrá obtenerse el jugo que actúan como condimento y que sirve también para cocinar.

  1. El peso ideal de cada hamburguesa debe ser de 150 gramos, a lo sumo 200 , pues a partir de esta cantidad será mucho más difícil alcanzar el punto de cocción perfecto de la hamburguesa, según los chefs especializados;

Si lo que queremos es cocinar una hamburguesa en su punto, hay que evitar aquellas de un cuarto de kilo, como cada vez ofrecen más hamburgueserías, pues lo normal será que quede poco hecha por dentro y demasiado quemada por fuera. En lo que respeta a los condimentos, basta con añadir queso, tomate y lechuga.

La cebolla no suele formar parte de los chefs que incluyen hamburguesas en sus recetas, pero si vamos a añadirla será mejor no abusar en cantidad. Eso sí, el mejor tomate para acompañar la hamburguesa perfecta debe estar bien maduro y procurar que la lechuga esté lo más fresca posible.

Las salsas, como el kétchup, la mayonesa o la mostaza,”mejor para los niños”, bromea Motz. Es imprescindible cocinar las hamburguesas con una espátula, para evitar maltratarlas demasiado y evitar que se separe la carne molida. Por ello, cocinarlas a fuego medio-alto y voltearlas sólo una vez es la mejor opción.

  • Con tres minutos por cada lado debería ser suficiente , un poco más si se quieren bien hechas;
  • El queso debe añadirse una vez que se voltee la hamburguesa, en la propia sartén para que se vaya fundiendo;

Es conveniente mantener las hamburguesas en el frigorífico hasta el mismo momento en el que vayan a freírse, pues se trata de una de las pocas carnes que deben cocinarse frías. Esto es porque así el jugo que suelten estará más espeso , evitando que sea demasiado líquido y se acabe recociendo la carne, o haya que extraerlo.

Las hamburguesas suelen asociarse injustamente con la comida rápida o basura, pero si se cocinan en casa, eligiendo productos saludables, de calidad, y evitando las salsas , se convertirán en un nutritivo alimento.

Nada que ver con las grasientas hamburguesas, cocinadas con aceites de dudosa calidad, que suelen campar por los fast food .

¿Cómo calentar pan de hamburguesa en el microondas?

Colocamos en el Microondas aproximadamente 90 ml de agua en un recipiente apto, y le damos 30 segundos de cocción. Luego abrimos la puerta del micro, introducimos el pan (sin retirar el recipiente con agua, que debe estar vaporizando) y le demos 45 segundos de cocción.

¿Cómo calentar comida en un sartén?

Pasta – Espaguetis a la boloñesa yulka3ice / Getty Si queremos recalentar una pasta en el microondas debemos llevar a cabo dos consejos muy prácticos. Colocar el contenido en forma de rosquilla, con un agujero en el medio , y poner en ese hueco un pequeño bol o taza con agua. El primer truco servirá para que la pasta se caliente de forma uniforme, y el segundo para que no se reseque. Para calentar en sartén, si hemos sido previsores y hemos guardado un poco de agua de cocción, simplemente echando una cucharada de ese líquido, la pasta se regenerará a la perfección.

¿Cómo calentar hamburguesa día?

Modo de Empleo – Sacar el producto del envase. HORNO: Precalentar el horno a 160°C. Colocar el producto en el horno a media altura. Hornear 12 min. MICROONDAS: Calentar un minuto en el microondas a 600W.

¿Cuánto tiempo puede durar una hamburguesa en la nevera?

Carne picada o hamburguesas preparadas Igual que las salchichas, duran de 1 a 2 días en perfecto estado en el frigorífico, después enseguida pierden su mojo y quedan entumecidas. Ya sabes, si no piensas consumirlo antes de este periodo, es mejor congelar.

¿Cuánto pesa la carne de una hamburguesa de Mcdonalds?

Artículos populares

Tamaño de la Porción Calorías
Patatas Fritas (Pequeñas) 1 porción (80g) 231
Hamburguesa con Queso 1 hamburguesa (102g) 305
McNuggets de Pollo (6) 1 porción (107g) 265
Hamburguesa 1 porción (105g) 253

.

¿Cómo hacer para que no se rompan las hamburguesas?

Trucos para hacer hamburguesas veganas y que no se rompan – Busca tu papel y bolígrafo más cercano que empezamos con los trucos más importantes para saber cómo hacer hamburguesas veganas y que no se rompan:

  1. La humedad es importante, pero ojo con la cantidad de agua

Una mezcla de hamburguesa debe ser consistente y un poco húmeda, pero cuidado con los ingredientes usados, principalmente las verduras (dado que ellas en su interior almacenan mucha agua) y las legumbres. Ten siempre presente que al incorporarlas a tus ingredientes para procesar no tengan agua acumulada. Ahora, si se da el caso contrario y a tu mezcla le falta humedad, puedes incorporar en pequeñas porciones caldo de verduras, salsas veganas o salsa de tomate para hacer más maleable la mezcla.

  1. El pan rallado es importante

Tanto si hacemos hamburguesas veganas como de origen animal, el pan rallado es fundamental para crear una hamburguesa perfecta. No solo ayuda a contrarrestar la humedad de la mezcla , sino que ayudará a cumplir nuestro propósito principal de saber cómo hacer hamburguesas veganas y que no se rompan. En caso de no tener pan rallado, no te preocupes, pues puedes sustituirlo por otras variantes como la harina de maíz, harina de trigo, harina de avena u otras de tu preferencia.

  1. Congela las hamburguesas antes de su cocción

Congelar las hamburguesas antes de cocinarlas es un truco infalible para que no se rompan al cocinarlas. ¿Por qué? Principalmente se debe a que el frío del congelador ayuda a disminuir la humedad restante de las hamburguesas, además de terminar de sellar la forma. Te aconsejamos siempre hacer las hamburguesas con antelación y en cantidad y así puedes dejarlas listas y guardadas en el congelador para cualquier momento que se te antoje comerlas.

  1. Por otro lado, también puedes usar almidón de maíz (maicena) o alguna semilla de tu preferencia ( chía o linaza , por ejemplo) para crear una mezcla muy parecida al huevo, que ayudará a hacer más homogénea la mezcla de hamburguesas;

Ahora, si buscas cocinarlas el mismo día y deseas igualmente prepararlas, con unas 4 horas en el congelador bastará. Importante paso sobre la cocción para culminar este proceso de cómo hacer hamburguesas veganas y que no se rompan: A la hora de cocinarlas, ten presentes los siguientes elementos:

  • Tienes que descongelar la hamburguesa por completo para cocinarla a la perfección
  • La temperatura ideal para cocinar es el fuego medio
  • No aplastes la hamburguesa, ya que esto solo provocará que se seque o que se rompa
  • Nunca olvides engrasar tu sartén
  1. Incorporar gluten de trigo

Si buscas que tu mezcla sea más compacta , el gluten de trigo puede ser el ingrediente que andabas buscando para saber cómo hacer hamburguesas veganas y que no se rompan. No obstante, ten presente que si sufres de alguna intolerancia o alergia a este componente, debes ignorar este punto. En caso de no presentar ningún inconveniente de salud, el gluten de trigo te ofrece manejabilidad con la mezcla y un mejor control, tanto en su formación como en su cocción, dado que este material aguanta muy bien las altas temperaturas.

  1. Hamburguesa de…

Para hacer hamburguesas veganas solo necesitas ingenio y creatividad, ya que pueden ser elaboradas de arroz, verduras, legumbres, cereales… Pero si quieres ir a lo seguro, te dejamos un dato clave: escoge siempre el producto que tenga un alto nivel de almidón en sus componentes. Igualmente, los tubérculos como la yuca, la patata o la batata pueden ser unos muy buenos acompañantes a la hora de hacer hamburguesas veganas. Como Calentar Una Hamburguesa De Mcdonalds.

¿Cómo saber si la carne de hamburguesa está bien cocida?

Una hamburguesa no es un filete – Un filete y una hamburguesa pueden proceder del mismo tipo de carne, por lo que el riesgo de ambas debería ser similar. Pero esto no es así. Las distintas formas en las que se sirven influyen de manera decisiva en los posibles riesgos.

  1. Varios estudios llevan años asegurando que la carne limpia puede contaminarse si entra en contacto con carne contaminada, un riesgo muy elevado en el proceso de picado de la carne, que es cuando aumenta el peligro de que se transmita y expanda las bacterias;

Incluso en el caso de que la carne llegue en perfectas condiciones, los equipamientos que se usan para picar la carne también pueden contener bacterias. Las hamburguesas se deben cocinar bien para asegurar que no quedan partes crudas en el interior Todo ello hace que la preparación y la manipulación de las hamburguesas requieran de condiciones especiales, distintas a las de otros formatos.

  1. Según la Agencia de Alimentos británica, las hamburguesas deben cocinarse bien , cerciorándose de que en el interior no queden zonas rosas , lo que apunta que aún quedan partes crudas;
  2. Otro indicador de que están bien cocinadas es que los jugos son claros;

Los expertos recomiendan también el uso de un termómetro para alimentos , lo que permitirá medir la temperatura en el centro de la hamburguesa. Así, a una temperatura de unos 70 ºC, aconsejan una cocción durante unos dos minutos, mientras que a 75 ºC serían necesarios 30 segundos.

Otra recomendación de la FSA es fijarse en las indicaciones del fabricante , que por lo general proporcionan en la etiqueta instrucciones de cocción sobre tiempo y temperatura que han demostrado ser eficaces y seguras.

Es muy importante además tener en cuenta otros aspectos , como almacenar por separado la carne cruda de la cocinada, emplear distintos utensilios cuando se manipulan los dos tipos de alimentos y lavarse las manos después de tocar carne cruda y antes de manipular alimentos listos para el consumo.

¿Cómo calentar una hamburguesa de Mcdonalds sin microondas?

¿Qué cosas no se pueden calentar en el microondas?

¿Cómo calentar en el microondas?

¿Cómo calentar carne sin microondas?

Usá papel aluminio y papel manteca para recalentar las piezas. Poné una capa de papel aluminio y, por encima, una de papel manteca. Sobre ambas va la pieza de carne, que tenés que regar con su jugo (con 2 cucharadas es suficiente). Luego lo calentás en horno a 180° durante media hora.

¿Qué pasa si se recalienta la comida varias veces?

¿Cuántas veces recalentarla? – Entonces, cocinamos, dejamos enfriar, guardamos en el refrigerador y luego recalentamos. Pero, ¿cuántas veces es recomendable recalentar un plato? Fuente de la imagen, Lets get cooking Pie de foto, Hasta las pastas pueden contaminarse si no se recalientan apropiadamente.

¿Cuál es la mejor manera de calentar los alimentos?

En el horno: coloque los alimentos en un horno graduado a una temperatura no menor de 325 °F (162. 7 °C). Utilice un termómetro de alimentos para verificar la temperatura interna de los alimentos. En el horno de microondas: revuelva, cubra y rote los alimentos cocidos completamente para que se calienten uniformemente.

¿Cómo calentar una hamburguesa en la estufa?

Descargar el PDF Descargar el PDF Las hamburguesas con queso que sobran después de una comida constituyen una opción deliciosa para el almuerzo y la cena, pero no saben tan frescas después de una noche en el refrigerador. Para recalentar una hamburguesa con queso, el truco es desmontar la hamburguesa y calentar la carne y el panecillo por separado antes de volver a juntarlos. Puedes obtener una hamburguesa con queso deliciosa y caliente en cuestión de minutos mediante el uso de un microondas, horno o estufa.

  1. 1 Deja reposar la hamburguesa a temperatura ambiente durante 10 minutos. Coloca toda la hamburguesa con queso sobre un mostrador o mesa y deja que se adapte a la temperatura del ambiente. Esto hará que sea más fácil que la hamburguesa permanezca a una temperatura uniforme y constante durante el proceso de recalentamiento.
    • Asegúrate de no dejar la carne afuera durante más de 2 horas; de lo contrario, podría estropearse.
  2. 2 Separa el contenido de la hamburguesa sobre una superficie plana. Colócala sobre una tabla de cortar o un papel absorbente y separa los elementos de la hamburguesa encima. Divide el contenido de la hamburguesa en diferentes pilas: los panecillos, la carne de la hamburguesa, los ingredientes y los condimentos. Cuando vayas a comer la hamburguesa, no te agradará la idea de morder alguna verdura caliente.
  3. 3 Raspa el queso y los condimentos para quitarlos de la carne y los panecillos utilizando un cuchillo de mesa. Puedes dejar un poco, pero deberás retirar la mayor parte de estos. De todos modos, la hamburguesa tendrá un sabor mucho más fresco y delicioso si agregas nuevos condimentos. Dejar el queso sobre la carne no cambiará la manera en la que se recaliente la hamburguesa, pero podría derretirse durante el proceso de calentamiento.
    • Considera la opción de tener algunas rebanadas de queso americano a la mano.
  4. 4 Examina las verduras y otros ingredientes para comprobar si están frescos. La lechuga y los tomates tienden a humedecerse durante el almacenamiento, por lo que es posible que tengas que desecharlos. Los pepinillos, la cebolla, el tocino y otros ingredientes con un menor contenido de agua tienden a no sufrir alteraciones y se pueden guardar.
    • Si deseas que la hamburguesa tenga el sabor más fresco posible, considera la opción de agregar rodajas frescas de tomate, lechuga y cebollas.

    Anuncio

  1. 1 Coloca la hamburguesa en un plato apto para el microondas. Utiliza un plato apto para el microondas o una hoja de papel absorbente para recalentar la hamburguesa. Asegúrate de colocar la hamburguesa en el centro del plato para que la hamburguesa se caliente en su totalidad.
    • Mira en la parte inferior de la bandeja o plato para localizar una etiqueta que indique que se puede colocar en el microondas.
  2. 2 Calienta la carne en el microondas durante un lapso de entre 1 y 2 minutos usando un ajuste de potencia baja. Coloca la carne en el microondas y cierra la puerta antes de comenzar a recalentar la carne. Puesto que la carne ya se encuentra cocinada, asegúrate de utilizar la opción para recalentar o configura el microondas en una potencia baja (por ejemplo, 30 %) para que no termines por cocinar nuevamente la hamburguesa con queso.
    • La cantidad exacta de tiempo puede variar dependiendo del espesor de la carne de la hamburguesa y la potencia del microondas. Revisa el manual del usuario de tu microondas para ver si incluye los tiempos recomendados de recalentamiento.
  3. 3 Toca la carne para ver si está tibia. Toca la carne con un solo dedo para ver qué tan caliente se encuentra. Si la hamburguesa se siente caliente al tacto, entonces la puedes retirar del microondas. Si la carne está fría o simplemente tibia, considera la posibilidad de calentarla durante un poco más de tiempo.
  4. 4 Recalienta la carne según sea necesario, en incrementos de 30 segundos. Trata de calentar la carne durante un mínimo de 30 segundos si aún no ha alcanzado la temperatura deseada. Si la hamburguesa se encuentra particularmente fría, intenta recalentarla durante otros 30 segundos. Si ya se ha alcanzado la marca de 1 minuto pero la carne aún se siente fría al tacto, continúa recalentándola en intervalos de 10 segundos.
    • Si deseas agregar un trozo de queso fresco, colócalo encima de la carne y calienta ambos en el microondas durante otros 10 segundos.
  5. 5 Calienta los panecillos de hamburguesa durante 60 segundos utilizando un ajuste de menor potencia. Envuelve los panecillos en papel absorbente ligeramente húmedo y caliéntalos a una potencia de entre 30 y 50 % en el microondas. Recalienta los panecillos durante 60 segundos y observa si se encuentran lo suficientemente tostados para acompañar a la hamburguesa.
    • Apunta a que los panecillos de hamburguesa se encuentren tibios, y no calientes.
  6. 6 Vuelve a juntar el contenido de la hamburguesa. Toma la carne de hamburguesa que se encuentra tibia y deslízala entre los panecillos recalentados. Si vas a volver a utilizar algún ingrediente, tal como rodajas de tomate y cebolla, colócalos ahora, o si no, toma unas rodajas frescas del refrigerador y colócalas en la hamburguesa. Anuncio
  1. 1 Precalienta el horno a 200 grados Celsius (400 grados Fahrenheit). Esta temperatura es importante, ya que calentará las hamburguesas rápidamente sin cocerlas excesivamente en el proceso. Es importante hacerlo de antemano de manera que el horno se encuentre precalentado para el momento en que hayas preparado la carne de la hamburguesa.
  2. 2 Coloca la hamburguesa en la parte superior de una parrilla metálica y colócala en el horno. Toma una parrilla metálica de cocción y coloca la carne en la parte superior de la misma. Desliza la parrilla metálica sobre un recipiente de cocción amplio o sartén para hornear, de manera que ningún tipo de grasa sobrante de la carne caiga en el suelo del horno.

    Si la carne de la hamburguesa es particularmente gruesa, intenta detener el ciclo del microondas y voltea la hamburguesa. Añade más condimentos si los prefieres (por ejemplo, salsa de tomate, mayonesa, mostaza, etc.

    Una vez que hayas montado la parrilla y el recipiente de cocción, prosigue y colócalos en el horno.

    • Si vas a usar una sartén para hornear, considera la opción de forrarla con una lámina de aluminio para obtener una mayor protección.
    • Asegúrate de cerrar la puerta del horno después de introducir la carne.
  3. 3 Voltea la carne después de 3 minutos. Establece un temporizador durante 3 minutos y espera a que la hamburguesa se recaliente. Una vez que el temporizador se apague, toma un momento para darle la vuelta a la carne y asegurarte de que esta se esté calentando de manera uniforme en ambos lados.
  4. 4 Coloca los panecillos en la parrilla después de voltear la carne. Mientras tienes el horno abierto, continúa y coloca los panecillos de la hamburguesa en la parrilla, colocándolos al lado de las hamburguesas volteadas. Mantén la luz del horno encendida para asegurarte de que los panecillos no se quemen en los últimos 2 minutos.
    • Si deseas derretir queso adicional sobre la carne, coloca una rebanada fresca encima de la hamburguesa durante el minuto o 2 minutos finales.
  5. 5 Espera otros 2 minutos antes de retirar la comida. Establece otro temporizador durante 2 minutos y espera a que la carne y panecillos se recalienten. De ser posible, enciende la luz del horno para que puedas vigilar más de cerca la comida y asegurarte de que nada se esté quemando.
    • Si todo sale bien, los panecillos de la hamburguesa con queso se verán tostados cuando los retires.
  6. 6 Combina la hamburguesa y la carne con otros condimentos e ingredientes. Coloca la carne calentada entre los panecillos tostados, y añade cualquier ingrediente adicional que hayas conservado de antes. Si no te sobran ingredientes, no dudes en tomar algo de lechuga y rodajas de tomate del refrigerador. Termina de montar la hamburguesa con queso añadiendo los condimentos de tu elección sobre la carne y panecillos. Anuncio
  1. 1 Coloca la hamburguesa en una sartén y añade agua del grifo. Coloca la hamburguesa en una sartén pequeña que pueda acomodar a la hamburguesa con facilidad. Vierte el agua suficiente como para cubrir el fondo de la sartén. Añade 120 ml (media taza) de agua, o la cantidad suficiente como para crear una capa delgada en el fondo de la sartén.
    • Asegúrate de tener una tapa que se adapte a la sartén, ya que la tapa será esencial para el proceso de recalentamiento.
    • De manera alternativa, puedes añadir un poco de caldo de pollo o vino blanco en lugar de agua para darle a la hamburguesa una dimensión adicional de sabor.
    • Dado que no se pueden recalentar los panecillos en la sartén, considera la opción de usar el microondas o el horno para calentarlos.
  2. 2 Cubre la carne y déjala cocer al vapor durante un lapso de entre 5 y 7 minutos. Coloca la sartén en la estufa y enciende la estufa en un nivel de fuego entre medio y alto. Asegura la tapa en la parte superior de la sartén antes de dejar la carne reposar durante un lapso de entre 5 y 7 minutos.
    • Al cubrir la sartén, permitirás que el vapor se acumule dentro. Este vapor será la fuente primaria de calor responsable de recalentar la carne.
    • Si deseas añadir una rebanada de queso fresco, retira la tapa y coloca el queso encima durante un lapso de entre 30 y 60 segundos. Mantén la tapa cerrada mientras el queso se derrite.
  3. 3 Retira la carne de la sartén y deja que repose durante 30 segundos. Retira la carne de la sartén y colócala en un plato previamente forrado con papel absorbente. Déjala reposar durante 30 segundos, ya que este tiempo de reposo permitirá que se escurra la mayor parte del exceso de agua. Después de esto, la hamburguesa se encontrará a una temperatura perfecta para comerla.
    • El líquido en la sartén se puede desechar a estas alturas. Espera hasta que la sartén esté un poco más fría antes de verter cualquier exceso de líquido en el fregadero.
  4. 4 Vuelve a montar la hamburguesa con los condimentos deseados. Toma la hamburguesa de queso y colócala entre los panecillos recalentados. A estas alturas, decide qué tipo de ingredientes y condimentos desearás agregar. Añade salsa de tomate, mostaza, mayonesa, pepinillos, cebollas, lechuga y tomate como mejor te parezca. Anuncio

¿Cuál es el peso ideal de una hamburguesa?

La medida ideal es de 150 a 200 gramos de carne por hamburguesa.